• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Grúas y robots se suman al rescate del barco hundido en Corea del Sur

Familiares y amigos realizaron una vigilia en la escuela Danwon en Ansan, Corea del Sur  | EFE

Familiares y amigos realizaron una vigilia en Corea del Sur | EFE

Cerca de 500 buzos trabajan en el lugar del naufragio en el que murieron al menos 25 personas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los equipos de rescate del buque surcoreano Sewol, hundido completamente desde este jueves, reanudaron con un fuerte oleaje, viento y lluvia la operación de búsqueda de 271 personas desaparecidas. A las labores se sumaron grúas y robots.

Tras tratar sin éxito de entrar en el barco el jueves, los más de 500 buzos enviados se echaron de nuevo al agua, mientras varios robots se encuentran listos para sumergirse en busca de posibles supervivientes, informó la Guardia Costera.

Las autoridades confirmaron que hay 25 víctimas, que han sido rescatadas 179 personas, entre ellas el capitán, y que las desaparecidas son 271, la mayoría estudiantes de bachillerato que realizaban un viaje escolar.

Tres grandes grúas marinas, una de ellas de 3.200 toneladas, fueron trasladadas al lugar del siniestro en la costa suroeste de Corea del Sur con el objetivo de reflotar el barco, que se halla volcado a una profundidad de unos 35 metros, o remontarlo a algún otro lugar en el que las corrientes sean más débiles.

En todo caso, indicó hoy un portavoz de la Guardia Costera, "vamos a estudiar las opciones con mucho cuidado, ya que las operaciones de salvamento podrían herir a posibles sobrevivientes atrapados en el interior" de la nave.

Las condiciones externas son extremadamente adversas en estos momentos, con fuertes vientos y olas, así como corrientes submarinas en unas aguas turbias que impiden casi completamente la visibilidad, lo que dificulta extremadamente las labores de rescate.

Los buzos tratan también de inyectar oxígeno en el interior del buque, del que emerge a la superficie una pequeña parte del casco, con el fin de que no se hunda del todo y también para ayudar a sobrevivir a los pasajeros que pudieran permanecer con vida.

Los expertos aseguran que, en caso de que se hubieran formado bolsas de aire dentro del transbordador, permitirían sobrevivir hasta 72 horas a personas atrapadas en su interior.

No obstante, las circunstancias del naufragio hacen temer que la cifra de fallecidos sea muy elevada y las posibilidades de que haya supervivientes son bajas.