• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gobierno egipcio suspenderá a cualquier jefe espiritual que estimule contra el Ejército

Los enfrentamientos del sábado causaron 79 muertos | Foto Reuters

Los enfrentamientos del sábado causaron 79 muertos | Foto Reuters

En un breve comunicado, el Ministerio de Asuntos Religiosos subrayó que en las mezquitas y en los sermones de los clérigos tienen cabida "la misericordia y el perdón, y no la violencia y el terrorismo"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno egipcio anunció hoy que suspenderá inmediatamente de sus funciones a cualquier imán que utilice las mezquitas para incitar contra el Ejército, la policía o las instituciones del Estado.

En un breve comunicado, el Ministerio del Auqaf (Asuntos Religiosos) subrayó que en las mezquitas y en los sermones de los clérigos tienen cabida "la misericordia y el perdón, y no la violencia y el terrorismo".

Esta medida pretende evitar que los imanes afines a los Hermanos Musulmanes continúen en sus puestos y alienten durante el rezo a rechazar la represión de las fuerzas de seguridad egipcias de las protestas de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi.

Por su parte, el mufti de Egipto, la máxima autoridad musulmana, Shauqi Alam, condenó hoy la violencia y advirtió al pueblo de que "cualquier conflicto civil solo favorecerá a los enemigos de la patria".

"Expresamos nuestra condena total a la violencia y al terrorismo, en todas sus formas, las cuales están categóricamente prohibidas por el islam", aseguró Alam en un discurso televisado.

El mufti pidió a los egipcios que protejan las instituciones del Estado y consideró que la posesión de armas en las protestas no está permitida por la religión.

El líder religioso instó a los servicios de seguridad a que apliquen la ley y trasladen a quienes no la respetan a los tribunales.

Egipto está sumido en una ola de violencia que ha dejado cerca de 900 muertos desde el pasado miércoles, cuando la policía desalojó dos acampadas en El Cairo de manifestantes islamistas que reclaman el regreso al poder de Mursi.