• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gobierno mide fuerzas con sindicatos opositores en las calles de Ecuador

1 de Mayo en Ecuador / AFP

1 de Mayo en Ecuador / AFP

En Quito, las marchas recorrieron en paralelo, con minutos de diferencia y ambas acabaron en plazas del centro histórico, distantes una de la otra para evitar eventuales altercados entre oficialistas y oposición

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno de Ecuador midió hoy fuerzas con los sindicatos, exaliados suyos que ahora le reprochan, en sendas marchas que recorrieron las calles de varias ciudades del país, por el Día Internacional del Trabajador.

Nutridas movilizaciones, de ambos bandos, se efectuaron en las principales ciudades de Ecuador, que hoy disfrutó de un día de descanso obligatorio.

En Quito, las marchas recorrieron en paralelo, con minutos de diferencia y ambas acabaron en plazas del centro histórico, distantes una de la otra para evitar eventuales altercados entre oficialistas y oposición.

El presidente del país, Rafael Correa, presidió la concentración oficialista integrada sobre todo por gremios laborales del sector público y grupos de diputados, en la plaza de San Francisco, donde solían llegar los sindicatos en el pasado.

Los segundos, en cambio, se concentraron en la plaza de Santo Domingo, ubicada a unas ocho cuadras de distancia, también masiva y en la que los sindicatos tuvieron apoyo de organizaciones estudiantiles, de profesores, ecologistas y grupos indígenas.

Fuertes contingentes de policías resguardaron el orden en las dos movilizaciones que no arrojaron novedades, aunque los agentes tuvieron que disuadir a dos grupos de trabajadores que en un sitio del recorrido defendían sus posiciones a favor y en contra del Gobierno de Correa.

El Frente Unitario de Trabajadores (FUT), la mayor central sindical de Ecuador, convocó a los obreros a la marcha para reclamar al Gobierno sobre un decreto que facilita el despido indemnizado de empleados del sector público.

También protestaron contra la política minera del Gobierno, reclamaron mejoras salariales y criticaron al Ejecutivo por la supuesta "criminalización de la protesta social" por parte de Correa.

Asimismo, los obreros lanzaron consignas contra el capitalismo, el imperialismo, la pobreza y el desempleo.

El presidente del FUT, Mesías Tatamuez, calificó de positiva la manifestación de los trabajadores, aunque advirtió un aparente ánimo de "boicot" contra su movilización, ya que el Ejecutivo ubicó como sitio de concentración de ellos otra plaza a la que solían acudir en el pasado.

"Este Primero de Mayo no era para competir con el Gobierno", dijo Tatamuez al remarcar que la marcha del FUT es de "verdaderos socialistas".

En la otra orilla, el oficialismo reivindicó la "revolución ciudadana" que lleva adelante Correa.

El propio mandatario, en la tarima, declaró que el suyo es "un Gobierno de los trabajadores" y que muestra de ello es la mejora de los indicadores salariales y de empleo en el país, aunque admitió que "aún falta mucho por hacer".

También volvió a achacar los problemas actuales que padece la sociedad mundial a la "supremacía del capital sobre los seres humanos".

Se defendió de las críticas de los sindicatos opositores al señalar que cuando asumió el poder, en enero de 1997, el país lo encontró "destrozado" y aseguró que el "socialismo del siglo XXI" que pregona, se basa en "la supremacía del ser humano sobre el capital y sobre todo lo demás".

Asimismo destacó los programas de su Gobierno como "Salario digno", la "Red socio empleo" y la masificación de la seguridad social, que la profundizará.

"Tenemos los salarios más altos de la historia (del país), más altos de la región" y la tasa de desempleo "más baja" de América Latina, subrayó Correa que también aprovechó la tarima para arremeter contra ciertos medios de prensa y la oposición que desestiman los logros que dice ha alcanzado su administración.

Recordó que Ecuador es uno de los países del mundo que más ha avanzado en el "Índice de Desarrollo Humano", según Naciones Unidas, y puso en relieve el buen momento que, en general, vive Latinoamérica.

Sugirió estudiar una propuesta de "salario mínimo regional" y aplicar otras políticas zonales sobre tributación y seguridad social, entre otros, para afrontar los retos de "la Patria Grande".