• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gobierno francés estudia recuperar el delito de "indignidad nacional"

 El presidente francés, FranÇois Hollande, conversa con el primer ministro galo, Manuel Valls/ EFE

El presidente francés, FranÇois Hollande, conversa con el primer ministro galo, Manuel Valls/ EFE

El primer ministro francés, Manuel Valls, señaló hace dos días que en las próximas semanas propondrá a todos los partidos de la Asamblea Nacional una reflexión sobre la reactivación de la pena de "indignidad nacional"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ministra francesa de Justicia, Christiane Taubira, se opuso hoy a que el arsenal legislativo en la lucha contra el yihadismo recupere el delito de "indignidad nacional", un concepto jurídico utilizado por última vez tras la Segunda Guerra Mundial contra los colaboradores de la Alemania nazi.

"Sería un acto simbólico, pero los símbolos tienen sus cargas", declaró a la emisora "RTL" Taubira, quien señaló que personalmente no habría "reivindicado" ese concepto, pero subrayó que corresponde a los parlamentarios pronunciarse.

El primer ministro francés, Manuel Valls, señaló hace dos días que en las próximas semanas propondrá a todos los partidos de la Asamblea Nacional una reflexión sobre la reactivación de la pena de "indignidad nacional".

"El Ejecutivo no quiere reaccionar con precipitación a cuestiones de principio", pero está dispuesto a abrir el debate sugerido por la oposición conservadora porque "marcaría con fuerza simbólica las consecuencias de la transgresión absoluta que constituye la perpetración de un acto terrorista", dijo.

La citada infracción, aplicada por última vez en Francia entre 1944 y 1955, contemplaba entonces la privación de ciertos derechos como el de voto, la representación política, el acceso a la función pública, la dirección empresarial, la pérdida del rango militar o de la pensión de jubilación.

Varios políticos han sugerido también retirar la nacionalidad a los culpables de terrorismo, una medida con escasas posibilidades de salir adelante ya que el derecho internacional no contempla la posibilidad de que un individuo pueda perder su nacionalidad si es la única que posee.

Además del refuerzo de las medidas policiales o de los valores republicanos y el espíritu crítico en las escuelas, el sistema judicial francés también busca actualizarse tras la oleada de atentados terroristas de París, en los que tres hombres de nacionalidad francesa dejaron 17 víctimas mortales en varios ataques yihadistas.

Entre la reacción judicial se cuentan al menos 117 procedimientos abiertos por apología del terrorismo y exaltación del odio, en los que 77 personas han sido juzgadas en comparecencia inmediata y se han dictado 39 condenas, de las que 28 han decretado prisión firme.

Entre ellas hay una condena a seis meses de cárcel a un disminuido psíquico de 28 años por celebrar los atentados terroristas u otra contra un joven de 22 años detenido por robar un teléfono móvil, que fue sentenciado a 4 años de cárcel por mandar "al infierno" en nombre de Mahoma a un policía que vigilaba la comisaría.

La contundente reacción de los magistrados, que atiende a una circular emitida por el Ministerio de Justicia en la que se pedía firmeza contra ese tipo de actos, ha suscitado voces críticas, por ejemplo, entre el Sindicato de la Magistratura, de sesgo progresista.

Ese colectivo de jueces llamó a sus compañeros en un comunicado a mostrar "serenidad y resistir a la ola de emoción" a la hora de dictar sentencias.