• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gobierno colombiano ratifica disposición al diálogo con indígenas del Cauca

A través de un comunicado, el gobierno informó que se reunió con autoridades indígenas para analizar y debatir todos los aspectos relacionados con el normal desarrollo y articulación de las actividades en el suroeste de Colombia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno colombiano reiteró hoy su disposición al diálogo con los indígenas del departamento del Cauca (suroeste) para llegar a un acuerdo luego de los enfrentamientos de los últimos días con la fuerza pública que dejan cerca de 50 aborígenes heridos.

El Ministerio del Interior señaló en un comunicado que el Ejecutivo reitera “la disposición al diálogo como mecanismo principal para resolver las diferencias entre las comunidades indígenas y el gobierno nacional”.

Los choques ocurrieron el pasado jueves en Corinto (Cauca), cuando miembros de la Policía y el Ejército trataron de desalojar a un grupo de indígenas de haciendas que habían ocupado ante el supuesto incumplimiento del Gobierno en la devolución de tierras. El Cauca es uno de los departamentos de Colombia con mayor población indígena, principalmente de las comunidades nasa y paeces, y una de las regiones más golpeadas por el conflicto armado y por disputas de tierras.

El Gobierno, dice el Ministerio del Interior en su comunicado, se ha reunido con las autoridades indígenas para analizar y debatir todos los aspectos relacionados con el normal desarrollo y articulación de las actividades. “Esa política se mantendrá de manera permanente”, agrega el documento que también señala que es deber del Gobierno proteger la propiedad privada.

Ante el reclamo de los indígenas, que argumentan que el Gobierno no les ha cumplido en la adquisición de tierras para resarcir a las comunidades nativas por la masacre de El Nilo, ocurrida hace 23 años, el Ministerio del Interior señala que “el Estado Colombiano ha cumplido con la compra de la totalidad de las hectáreas previstas en el acuerdo”.

La masacre de El Nilo fue perpetrada el 16 de diciembre de 1991 por paramilitares que asesinaron a 21 indígenas de la etnia nasa en un paraje rural de la población de Caloto (Cauca). El Estado admitió su responsabilidad en el hecho y comenzó un proceso de solución amistosa que incluyó, entre otros aspectos, la compra de tierras en esa zona del país para los paeces y los nasas y que según los indígenas, no se ha cumplido en su totalidad.