• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gobierno colombiano y las FARC esperan cerrar el tema agrario en nuevo ciclo

Humberto de la Calle, jefe de la delegación negociadora oficial / AFP

Humberto de la Calle, jefe de la delegación negociadora oficial / AFP

"Las conversaciones avanzan dentro de lo previsible" y señaló que, tras un receso que comprende la Semana Santa, a partir del 2 de abril se volverán a reunir "con la esperanza de finalizar en breve la discusión de este punto y pasar al siguiente", dijo el jefe de los negociadores del Gobierno, el ex vicepresidente Humberto de la Calle

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno de Colombia y las FARC esperan poder sellar el tema agrario en el próximo ciclo de los diálogos de paz en La Habana, donde hoy propusieron abrir un foro social sobre participación política que sería el siguiente punto de la agenda de negociaciones.

Al finalizar este jueves la séptima ronda de la mesa de conversaciones, tanto la delegación del Gobierno de Juan Manuel Santos como los negociadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) reconocieron "avances" y "desacuerdos" en el asunto de la tierra, primer tema de la agenda.

"Continuamos avanzando en la construcción de acuerdos dentro del primer punto de la agenda (el tema agrario), aunque todavía hay pendientes varios desacuerdos", señaló el jefe de los negociadores del Gobierno, el ex vicepresidente Humberto de la Calle, en una declaración leída ante periodistas.

De la Calle consideró que "las conversaciones avanzan dentro de lo previsible" y señaló que, tras un receso que comprende la Semana Santa, a partir del 2 de abril se volverán a reunir "con la esperanza de finalizar en breve la discusión de este punto y pasar al siguiente".

Reiteró además que las discusiones se mantendrán centradas en los asuntos de la agenda general pactada y que el Gobierno colombiano "no va a abrir estos diálogos a materias nuevas".

En particular, De la Calle se refirió a la propuesta de "desmilitarización" de zonas rurales lanzada por la guerrilla y subrayó que el Gobierno no desmilitarizará "un centímetro" del territorio colombiano.

Por su parte, el número dos de las FARC, Luciano Marín, alias "Iván Márquez", dijo en una rueda de prensa que aunque no se ha logrado todavía un acuerdo definitivo sobre el asunto agrario "no hay ningún paso atrás" y se mantienen "avanzando con puntos de vista encontrados".

Entre las principales diferencias que mantienen ambas partes sobre el uso de la tierra, Márquez se refirió al tema del latifundio, la minería, la extranjerización de los terrenos, la ganadería extensiva y el monocultivo dirigido a la producción de agrocombustibles.

Precisamente hoy las FARC divulgaron otro paquete de propuestas insistiendo en que el Gobierno revise sus tratados de libre comercio e inversiones extranjeras y en que se prohíba a las trasnacionales comprar grandes extensiones de terrenos.

Márquez resaltó que han entregado a la mesa unas 90 propuestas agrarias y refutó la afirmación del Gobierno de que estén sugiriendo temas que no corresponden a la agenda pactada.

"Eso no es así, podemos revisar todas las propuestas que hemos hecho y todas aluden al problema de la tierra y el territorio", añadió.

Sobre el asunto de la "desmilitarización" de la sociedad y el Estado colombiano, el jefe de los negociadores de la guerrilla respondió que no es una propuesta para "ya", sino como parte de un proceso que se consolidará en el país "a medida que avance la paz".

El conflicto rural es el origen de la confrontación armada que vive Colombia desde hace casi 50 años y se le considera el más complejo de los seis puntos pactados en la agenda de los diálogos de paz.

El siguiente punto de discusión en el proceso será la participación política y, en ese sentido, el Gobierno y las FARC solicitaron hoy organizar un foro en Colombia para abrir el debate social sobre ese asunto, como se hizo en diciembre con el tema agrario.

La organización del foro de participación política, que estará abierto a todos los ciudadanos, organizaciones y gremios de la sociedad colombiana a fines de abril, adelanta así la disposición de la guerrilla y del Gobierno de avanzar en la agenda.

Los otros puntos previstos en el diálogo son el fin del conflicto armado, el problema del narcotráfico, la atención a las víctimas y la verificación y refrendación de lo pactado en la mesa.

El actual proceso de diálogo comenzó el pasado 19 de noviembre en La Habana, sede permanente de la mesa, y cuenta con la asistencia de los Gobierno de Cuba y Noruega como países garantes, en tanto Venezuela y Chile actúan como acompañantes.