• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gobierno boliviano ratifica que no permitirá cultivos de coca ilegal

El presidente de Bolivia, Evo Morales / Reuters

El presidente de Bolivia, Evo Morales / Reuters

El presidente Evo Morales aseguró que no se pueden aceptar el libre cultivo, "porque sabemos que una parte de las producciones la desvían al narcotráfico"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ratificó que su Gobierno no permitirá el “libre cultivo” de hoja de coca e informó que continuarán las tareas de racionalización y erradicación de plantaciones ilegales.

Esta declaración se produjo tres días después del asesinato, tras una emboscada, de efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), que realizaban labores de erradicación de coca excedentaria en el municipio de Apolo, ubicado en la provincia de Franz Tamayo, al norte del departamento de La Paz.

No “podemos aceptar que haya libre cultivo (...) porque sabemos que una parte de las producciones la desvían al narcotráfico”, señaló el mandatario, citado por Telesur.

En su discurso, Morales igualmente defendió las propiedades nutricionales y medicinales de la hoja de coca pero reiteró que el cultivo debe hacerse de manera organizada y controlada para evitar el desvío de la planta al narcotráfico.

El mejor aporte de los cocaleros es “luchar contra el narcotráfico” y “cuidar la vida”, enfatizó.

Al referirse a la masacre ocurrida recientemente, por la emboscada a los efectivos de la FTC, Morales señaló que “el Gobierno sospecha que la coca sembrada en Apolo y otras zonas aledañas sirve para producir cocaína”, con el apoyo de narcotraficantes extranjeros.

Por ello, mencionó que se aumentará la presencia de militares en las fronteras, con el objetivo de garantizar la erradicación de plantaciones excedentarias en zonas como Apolo, que hasta ahora representaban gran riesgo para los erradicadores, puesto que las plantaciones eran “intocables”.

En el ataque de este fin de semana en Apolo hubo cuatro muertos, 14 heridos de bala y 15 lesionados. Las víctimas fatales fueron el subteniente del Ejército Oscar Gironda (23 años), el policía Jhonny Quispe (29 años), el médico Michel Olivares y el suboficial de la Marina Wily Yucra.