• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gobierno austríaco amenaza con expropiar la casa de infancia de Hitler

Hitler quería superar a los romanos en arquitectura/ BBC MUNDO

El gobierno lleva tiempo luchando para evitar que la casa se dedique a un uso que pueda convertirla aún más en un santuario para los admiradores de Hitler | Foto: BBC MUNDO

Entre potenciales compradores en el pasado estuvo un parlamentario ruso que amenazó con demoler la vivienda, un plan que se hubiera visto frustrado porque la casa está protegida por ser una construcción de la era del renacimiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Austria está estudiando opciones que le permitan expropiar la casa donde Adolf Hitler pasó sus primeros años.

El gobierno lleva tiempo luchando para evitar que la casa se dedique a un uso que pueda convertirla aún más en un santuario para los admiradores de Hitler. Las autoridades municipales de Braunau, donde se encuentra la casa, ya se han quejado de que atrae a visitantes neonazis a la ciudad fronteriza con Alemania.

En respuesta a los reportes de prensa, el portavoz del Ministerio Karl-Heinz Grundboeck dijo el miércoles que su oficina espera recibir las opiniones de expertos para final de mes sobre una expropiación y otras opciones legales.

"Eso no será necesario", señaló, si la propietaria —una mujer a la que las autoridades no quisieron identificar— acepta una oferta del gobierno para comprarla.

Sin embargo, la propietaria ha rechazado ofertas previas, según medios.

El Ministerio del Interior rentó la casa por años para evitar su mal uso, subarrendado a varias organizaciones de caridad. El edificio está vacío desde que un taller para discapacitados mentales se mudó hace más de tres años.

Las autoridades locales dicen que el año pasado la mujer vetó planes para que se mudaran una nueva organización de caridad y una escuela porque se oponía a las renovaciones que eso hubiera requerido.

"Hemos tratado de hallar una solución", dijo el concejal Harry Buchmayer al diario Kurier. "Pero ella no parece dispuesta a cooperar.

Grundboeck describió la expropiación como "el último recurso" al señalar que el gobierno espera que la propietaria acepte vender.

Entre potenciales compradores en el pasado estuvo un parlamentario ruso que amenazó con demoler la vivienda, un plan que se hubiera visto frustrado porque la casa está protegida por ser una construcción de la era del renacimiento.