• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gobierno argentino afirma querer que se llegue a la verdad en caso Nisman

Cristina Fernández y Alberto Nisman / AFP

Cristina Fernández y Alberto Nisman / AFP

"El Gobierno no forma parte del proceso. La legítima intención del Gobierno es que se arribe a la verdad jurídica objetiva", dijo hoy a periodistas el jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno de Argentina aseguró hoy que quiere que se llegue "a la verdad jurídica objetiva" en la investigación por la muerte del fiscal Alberto Nisman, cuya exesposa, la jueza Sandra Arroyo Salgado, aseveró este jueves que el procurador fue asesinado.

"El Gobierno no forma parte del proceso. La legítima intención del Gobierno es que se arribe a la verdad jurídica objetiva", dijo hoy a periodistas el jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández.

Nisman, que investigaba el atentado de 1994 contra la mutualista judía AMIA, fue encontrado muerto de un disparo en la cabeza en su apartamento el 18 de enero, cuatro días después de denunciar a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento a los iraníes acusados por el ataque.

Este jueves, al presentar el informe de los peritos de la querella sobre las circunstancias de la muerte, la ex mujer del fiscal, la jueza Sandra Arroyo Salgado, aseguró que fue un homicidio y que las pruebas permiten descartar completamente las hipótesis de un accidente o un suicidio.

Además, la magistrada, querellante en el caso, sostuvo que la muerte "violenta" de Nisman es un "hecho criminal de magnitud" que se dio en un "contexto político y judicial" que "ha marcado de lleno la institucionalidad de la República, además de poner en tela de juicio el rol del Estado nacional frente a la comunidad internacional en materia de terrorismo".

Al ser consultado sobre las declaraciones de Arroyo Salgado, el jefe de Gabinete dijo hoy que la autopsia realizada al cuerpo de Nisman fue practicada por médicos forenses "del más alto nivel".

Pese a las diferencias entre las conclusiones de los peritos oficiales y las de los forenses oficiales, Aníbal Fernández destacó las "coincidencias" y, entre estas, el hecho de que el arma de la que salió el disparo que terminó con la vida del fiscal le fue entregada por Diego Lagomarsino, un informático que colaboraba con Nisman en la Fiscalía.

El jefe de ministros recordó que los peritos de la querella concluyen "que la muerte hubiera sido provocada 36 horas antes de la autopsia, que comenzó el lunes 19 a las 8 de la mañana; 36 horas antes serían las 20.00 horas del día sábado".

"Entonces, digamos que fue entre las 16 y las 20: es la hora en la que estaba Lagomarsino en el departamento", comentó.

Según el jefe de Gabinete, "la defensa de Lagomarsino debe estar sumamente preocupada por lo que dijo Arroyo Salgado".

Con todo, recordó que la fiscal que investiga el caso, Viviana Fein, no ha descartado ninguna hipótesis de momento.

"Lo que se ve en ese marco de lo discutido hasta este momento la persona que hubiera entrado a provocar el homicidio, si fuera un homicidio, tiene que haber sido una persona de conocimiento del doctor Nisman. ¿Por qué razón? Porque la fiscal Fein nos dijo que las pericias oficiales sobre el cuerpo Nisman exhiben que en ningún momento se defendió. Si no se defendió es porque la persona que entró era un conocido", sostuvo.