• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gobierno de Rousseff construirá nuevos depósitos públicos de alimentos

Dilma Rouseff | Reuters

Dilma Rouseff | Reuters

La mandataria informó que concederá préstamos baratos a las empresas privadas interesadas en ampliar su capacidad de almacenamiento de alimentos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, anunció hoy que el gobierno invertirá unos 250 millones de dólares en la construcción de nuevos silos públicos y que concederá préstamos baratos a las empresas privadas interesadas en ampliar su capacidad de almacenamiento de alimentos.

Las inversiones, que buscan combatir uno de los principales cuellos de botella en el sector del que es considerado como uno de los mayores productores de alimentos del mundo, fueron anunciadas este lunes por la mandataria en su programa semanal de radio.

"Vamos a ampliar, y mucho, la capacidad de almacenamiento de nuestra producción. Y lo haremos de dos formas: financiando la construcción de nuevos almacenes privados y destinando recursos a la construcción y la reforma de los almacenes públicos", afirmó.

De acuerdo con la jefe de Estado, la iniciativa puede doblar la actual capacidad de almacenamiento de la estatal Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab).

"La propia FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) considera que Brasil tiene pocos almacenes y que necesitamos aumentar nuestra capacidad (de almacenamiento) en los próximos cinco años en cerca de 65 millones de toneladas", afirmó.

Según la presidenta, para incentivar a las empresas privadas y a las cooperativas a que también aumenten su capacidad, el Gobierno creó una línea de crédito por hasta 25.000 millones de reales (unos 12.500 millones de dólares), con intereses muy inferiores a los del mercado y plazos de pago de hasta 15 años, para financiar la construcción de nuevos silos.

La inversión de 500 millones de reales (250 millones de dólares) para ampliar la capacidad de la Conab se concentrará en las regiones consideradas estratégicas para el abastecimiento y la oferta de alimentos, como por ejemplo el nordeste de Brasil, que sufre de sequías periódicas.

"Lo que queremos con eso es garantizar que habrá maíz, forraje de maíz y otro tipo de alimentos, por ejemplo, para alimentar el rebaño en regiones afectadas por sequía o cuya producción no es suficiente", dijo.

Según las últimas previsiones oficiales, Brasil recogerá este año una cosecha récord de 185,9 millones de toneladas de granos, en un 14,8 % superior a la de 2012 (161,9 millones de toneladas).

Pese a ese volumen récord, Brasil es considerado como uno de los países con menor capacidad para almacenar alimentos en comparación con otros grandes productores.

La capacidad de almacenaje del país hasta 2007 era calculada en cerca de 140 millones de toneladas, muy por debajo de la producción.

La FAO recomienda que la capacidad de almacenaje de un país sea equivalente a 1,2 veces su producción anual, por lo que el país necesitaría para este año silos con capacidad para 223 millones de toneladas.

"Hoy producimos 184 millones de toneladas de granos, tenemos más de 120 millones de cabezas de ganado, y procesamos 13 millones de toneladas de aves y 3,6 millones de toneladas de porcino. Por eso es muy importante ese proceso (de apoyo) a nuestra agropecuaria", dijo.

Según Rousseff, ese apoyo facilitará el costeo, la inversión y la comercialización de alimentos en uno de los mayores abastecedores de alimentos del mundo.