• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gobierno de Colombia pidió a las FARC abandonar violencia

Gobierno insitió que el pacto es incluyente que está en sintonía con los acuerdos firmados con las FARC en La Habana / EFE

Negociaciones de paz con las FARC / EFE - Archivo

El pasado 26 de mayo se llegó a un primer acuerdo sobre desarrollo rural integral, que incluye la cuestión de la tierra, una de las reivindicaciones históricas de las FARC

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno de Colombia ratificó hoy su compromiso con las negociaciones para poner fin al conflicto armado en el país al tiempo que instó a las FARC a renunciar de una vez por todas a la violencia, al cumplirse un año de los diálogos de paz con esa guerrilla en Cuba.

Las conversaciones que buscan acabar el conflicto interno que dura medio siglo se celebran desde el 19 de noviembre de 2012 en el Palacio de Convenciones de la capital cubana y el aniversario ha coincidido con un receso de los diálogos, que se reanudarán el 28 de este mes con las discusiones sobre drogas ilícitas.

Para recordar la fecha, el jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, hizo hoy un balance de las negociaciones en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, donde destacó la firmeza del proceso, que definió como: "serio y bien encaminado, construido sobre bases sólidas y realistas".

"Estamos buscando acuerdos razonables, buenos para el país, respetando nuestras tradiciones democráticas y el espíritu de nuestra Constitución para terminar la guerra e iniciar una fase de construcción de la paz en la que deben participar todos los colombianos sin distingos", manifestó De la Calle.

El funcionario respondió a las críticas de los escépticos, que consideran que en un año de conversaciones se ha avanzado poco, y a las de aquellos que creen que el Gobierno está siendo demasiado generoso con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"No les estamos entregando el país a los terroristas como algunos dicen", dijo el funcionario a los segundos, y "nunca antes en una negociación con las FARC habíamos avanzado tanto como lo hemos hecho hasta ahora" respondió a los otros.

De la Calle recordó que el pasado 26 de mayo se llegó a un primer acuerdo sobre desarrollo rural integral, que incluye la cuestión de la tierra, una de las reivindicaciones históricas de las FARC, una guerrilla que tuvo origen campesino, y calificó el pacto alcanzado como "un cambio profundo, un renacimiento del campo colombiano".

Sobre el otro acuerdo, anunciado el pasado 6 de noviembre en el tema de participación política, que supone un primer paso para que esa guerrilla cambie las armas por los votos, dijo que "representa una nueva apertura democrática para Colombia la cual abrirá el camino para arraigar definitivamente la paz luego de la terminación del conflicto".

El jefe negociador también envió un mensaje directo a las FARC para que concentren sus reivindicaciones en los diálogos y en la política y abandonen definitivamente la violencia que desde 1964 agobia a los colombianos y que ha hecho que generaciones enteras no hayan tenido "un momento de sosiego".

"Creemos que la oportunidad de terminar el conflicto es aquí y ahora. Los colombianos lo entienden bien. Esperamos que las FARC compartan este anhelo, que estén dispuestas a renunciar definitivamente al uso de la violencia", expresó.

Condenó con firmeza unos planes de la columna móvil "Teófilo Forero" de las FARC de atentar contra el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) y contra el fiscal general, Eduardo Montealegre.

"No hay espacio para el magnicidio, ni para el atentado personal. Eso debe quedar claro", expresó, y al mismo tiempo garantizó que asuntos como ese no llegarán a la mesa de diálogos porque en La Habana sólo se tratan los temas de la agenda de seis puntos pactada en un principio, para mantener el proceso aislado de interferencias externas.