• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gobierno de Argentina comenzó a desmantelar al Grupo Clarín

Sabbatella reunido con representantes del grupo Clarín quienes recibieron la notificación de transferencia de licencias / La Nación de Argentina / GDA

Sabbatella reunido con representantes del grupo Clarín quienes recibieron la notificación de transferencia de licencias / La Nación de Argentina / GDA

Un juez declaró la constitucionalidad de la Ley de Medios y levantó unas medidas que impedían su aplicación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno de Argentina informó al Grupo Clarín, el conglomerado de medios de comunicación más grande de ese país, que ha comenzado el proceso para tomar control de la compañía y subastar sus licencias.

El Grupo Clarín es uno de los críticos más abiertos del gobierno de la presidente Cristina Fernández, quien alega que la empresa es un monopolio corporativo.

Desde el gobierno han fundado una red de periódicos y difusoras oficialistas para competir con el dominio de Clarín.

Martín Sabbatella, titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, informó que el gobierno hará que el conglomerado y otras compañías cumplan con la ley de Medios, la cual prohíbe a las empresas poseer demasiadas licencias de medios de comunicación.

Sabbatella ayer notificó al Grupo Clarín el  inicio de la transferencia de oficio. Entregó a los abogados del grupo de comunicación un expediente voluminoso en el que consta el listado con todas las licencias y bienes afectados por la Ley de Medios.

Para el Grupo Clarín las acciones del gobierno de Argentina son ilegales y contravienen fallos anteriores dictados en favor del conglomerado, razón por la cual apeló la sentencia ante la Cámara Civil y Comercial por lo que el proceso de transferencia puede ser suspendido en cualquier momento por un nuevo fallo judicial.

Frente a la sede de Clarín,  Sabbatella admitió que el Grupo tiene derecho a apelar, pero insistió en que no corresponde ninguna medida suspensiva de la vigencia plena de la Ley de Medios. Explicó que el proceso de transferencia de oficio tiene un plazo de cien días hábiles.

El enfrentamiento entre ambas partes se ha intensificado desde el viernes, cuando el juez de primera instancia, Horacio Alfonso, dictó la constitucionalidad de la Ley de Medios y ordenó el levantamiento de la medida cautelar que ha mantenido en suspenso su aplicación.

Clarín solicitó que se suspenda el levantamiento de la medida cautelar hasta que se dicte una sentencia definitiva en la causa y considera que sólo a partir de ese momento debiera comenzar a regir el plazo de desinversión de un año que establece la ley. El grupo remarcó que no se encuentra en situación de incumplimiento de la Ley de Medios y además amenazó con demandar a Sabbatella por un posible caso de desobediencia judicial.

Sabbatella recordó que todos los demás grupos de comunicación afectados por la ley de medios han presentado sus planes de adecuación voluntarios, que serán evaluados y respondidos en un plazo máximo de 120 días.

Buenos Aires copia ejemplo de Caracas

“El modelo argentino es calcado del venezolano”, así lo advirtió Miguel Henrique Otero, presidente editor de El Nacional y directivo de la Sociedad Interamericana de Prensa, en respuesta al proceso emprendido por el gobierno de Cristina Fernández contra el Grupo Clarín.

Otero, quien estuvo la semana pasada en Buenos Aires como parte de una misión de la SIP, explicó que las autoridades en ese país construyen un modelo para silenciar el periodismo independiente y colonizar la justicia. “El objetivo final, muy parecido a Venezuela, es concretar un régimen autoritario con reelección indefinida”, sostuvo.

Para Otero, la Ley de Medios en Argentina tiene sus similitudes con la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión en el país porque es discrecional, anula concesiones retroactivas, se crean medios comunitarios para simular un proceso democrático, genera autocensura y la regulación aunque aparentemente no irrespeta los contenidos, va contra estos mismos.

Aclaró que el Grupo Clarín no es un monopolio como afirma el gobierno de Fernández. Sostuvo que hay grupos que tienen muchos medios, incluso afines al oficialismo, y que no son objeto de las acciones del Gobierno que están centradas en el Grupo Clarín por su línea crítica.

Aclaró que la diferencia con Venezuela, es que en Argentina el sistema judicial tiene cierta independencia y forcejea con el Ejecutivo.