• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gira de Maduro no logró disipar preocupación sobre Venezuela

El presidente Nicolás Maduro junto a su homólogo de Uruguay José Mujica / Cortesía Prensa Presidencial

El presidente Nicolás Maduro junto a su homólogo de Uruguay José Mujica / Cortesía Prensa Presidencial

Especialistas consideran que el respaldo de los gobiernos de Argentina, Brasil y Uruguay fue tibio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Nicolás Maduro regresó de su primera gira internacional con varias fotografías junto a los mandatarios de Uruguay, Argentina y Brasil, y 51 acuerdos bilaterales firmados; pero no logró disipar la preocupación que existe en esos países y en toda la región por la crisis política de Venezuela.

Aunque el canciller Elías Jaua haya tildado el viaje por Montevideo, Buenos Aires y Brasilia de exitoso tanto en lo político como en lo económico, internacionalistas consideran que el resultado no es tan positivo como el Gobierno lo presenta.

"Si Maduro quería disipar la preocupación y ganar el respaldo pleno de los socios del Mercosur, tengo la impresión de que fracasó en su empeño", afi rma Demetrio Boersner, ex diplomático y profesor de Relaciones Internacionales en la UCV y la UCAB.

"Fue una gira sin mayores elementos positivos. La información que hemos recibido es que hay muchas interrogantes en esos países sobre la situación venezolana y el viaje dejó más dudas que respuestas", dice Juan Francisco Contreras, presidente del Colegio de Internacionalistas de Venezuela.

Boersner y Contreras admiten que José Mujica, Cristina Fernández de Kirchner y Dilma Rousseff apoyaron de cierta forma a Maduro al recibirlo en sus despachos, pero destacan que se trata de un respaldo poco entusiasta en comparación con el ofrecido al fallecido presidente Hugo Chávez.

"Considerando que esos gobiernos están entre los principales aliados del oficialismo, que siempre han mantenido una línea favorable al régimen, es un apoyo tibio e incluso distante. Creo que en los tres países, sobre todo en Brasil y Uruguay, se notó una fuerte actitud de crítica y preocupación", señala Boersner.

El ex diplomático recuerda que Mujica dio una especie de regaño paternal a Maduro al recomendarle que dejase de pelear con la oposición para dedicarse a gobernar y que Rousseff ofreció un recibimiento poco jubiloso.

Contreras resalta la actitud de Brasil, por ser este país una referencia para el resto del mundo. "No ha sido un respaldo tan abierto. Creo que la situación de Venezuela está siendo evaluada tanto en la Cancillería como en el Parlamento".

Agenda opositora. A pesar del esfuerzo gubernamental para promocionar la gira como una confirmación del compromiso de Venezuela con la integración suramericana y una muestra de la consolidación de las relaciones con los países visitados, el reclamo de la oposición por la violencia en la Asamblea Nacional marcó la agenda.

Ello se debió en parte porque Maduro coincidió en Uruguay y Argentina con una comisión opositora (integrada por el ex alcalde Leopoldo López, la diputada Nora Bracho y el concejal Freddy Guevara) que viajó para denunciar tanto lo ocurrido en el Parlamento como otros hechos irregulares sucedidos luego de las elecciones del 14 de abril.

"Lo ocurrido en la Asamblea Nacional fue lo que encendió las alarmas en la mayoría de los países, porque se supone que el Parlamento es el lugar donde se hacen las normas de convivencia de un país. La gira estuvo marcada, e incluso motivada, por eso", indica Contreras.

"El incidente en la Asamblea Nacional ha sido un factor decisivo para que la opinión mundial se incline más hacia la oposición que hacia el Gobierno.

Los opositores han ganado fuerza en el ámbito internacional y la muestra es que ahora le están haciendo mucho más caso que en tiempos pasados", agrega Boersner.

La delegación opositora puede darse por satisfecha con los resultados del viaje, porque consiguió que legisladores de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay solicitaran una sesión especial del Parlamento del Mercosur, para evaluar la situación de Venezuela y el cumplimiento de la cláusula democrática del bloque.

Tema presente . La preocupación por Venezuela no se limitó a los países incluidos en la gira.

El canciller de Perú, Rafael Roncagliolo, habló de consultas para convocar una reunión de la Unión Suramericana de Naciones a fin de evaluar la situación del país, aunque dejó claro que para que el encuentro se realice se necesita consenso entre los países miembros.

Los internacionalistas consideran que la inquietud sigue presente. "Las gestiones en Unasur y Mercosur son muy interesantes porque, aunque no llevarán a una condena al gobierno de Maduro ni nada por el estilo, por lo menos muestran que hay preocupación y alerta por lo que ha pasado en Venezuela luego de las elecciones presidenciales", afi rma Boersner.

Contreras agrega que la actitud del Gobierno después de las elecciones ha hecho cuesta arriba las relaciones con otros países e insiste en que, más allá de que los mandatarios de Uruguay, Argentina y Brasil hayan cumplido con el formalismo de recibir a Maduro, sigue la preocupación de la comunidad internacional por Venezuela .

Para el escritor y periodista mexicano Juan Villoro. Villoro Maduro, carece del carisma y la capacidad de gestión del presidente fallecido Hugo Chávez, y está obligado a gobernar para todos los venezolanos por los ajustados resultados de los comicios de abril.

Petróleo por alimentos

El Gobierno de Venezuela rechaza que las relaciones con Argentina, Brasil y Uruguay se limiten al suministro de crudo y derivados a cambio de alimentos y otros productos; pero los 51 convenios firmados durante la gira que el presidente Nicolás Maduro realizó esta semana confirman que es así.

Entre los 35 acuerdos que suscribieron Caracas y Buenos Aires, destacan los que prevén que Venezuela mantenga el suministro de petróleo, gas y productos refinados y que Argentina exporte aceite, arroz, carne, leche, margarina, maíz y pollo, además de 10.000 automóviles.

Casi la mitad de los 13 convenios firmados con Montevideo son del área energética y estipulan que Venezuela enviará 5,4 millones de barriles de crudo y 60.000 toneladas de coque entre 2013 y 2014. Uruguay, en tanto, se comprometió a vender carnes, cereales y lácteos.

Los tres acuerdos suscritos en Brasilia se resumen en que Venezuela elevará las ventas de urea y coque, derivados del petróleo cuya producción aumentará gracias a la inversión de Brasil para construir plantas, a cambio de recibir más azúcar y carne.