• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Daños por 24 millones de euros en Estambul

Más de 3.000 personas han sido detenidas desde que comenzaron las protestas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El alcalde de Estambul, Kadir Topbas, cifró en 60 millones de liras (casi 24 millones de euros) los daños ocasionados por tres semanas de protestas, que fueron duramente reprimidas por la policía.

Topbas señaló que durante los disturbios fueron incendiados 99 autobuses de la red municipal de transportes, otros 19 de una empresa concertada y 15 vehículos de los bomberos.

Aseguró que mil empleados municipales trabajan de forma intensa para renovar y embellecer el parque Gezi, epicentro de las protestas, que fue desalojado por la policía el sábado pasado y desde entonces está acordonado.

Añadió que  se han plantado 195 árboles adicionales y prometió que en el futuro consultará con la ciudadanía antes de emprender ninguna reforma urbanística.

Las protestas fueron desencadenadas por las intenciones de las autoridades turcas de construir una mezquita y un centro comercial en el parque Gezi, uno de los pocos espacios verdes del centro de la ciudad.

La alcaldía suspendió de servicio a los cuatro policías municipales que el 29 de mayo incendiaron varias tiendas de campaña y rescindió el contrato a tres guardias subcontratados.


Medidas de fuerza. La policía desalojó a la fuerza los campamentos de protesta antigubernamental en Esmirna y Mersin y arrestó a decenas de personas, mientras que las fuerzas del orden cargaron contra manifestantes en Ankara, según informa la prensa.

La intervención policial contra el campamento en la plaza de Gündogdu en Esmirna, la tercera ciudad del país, se produjo con el apoyo de los antidisturbios, aunque éstos no intervinieron dado que los acampados sólo ofrecían resistencia pacífica.

La policía detuvo a otros 13 manifestantes sospechosos de haber participado en actos violentos durante las protestas que se han registrado en el país. Los ciudadanos fueron detenidos por presunto vandalismo, uso de bombas incendiarias e incitar motines.

Las autoridades sostienen que los sospechosos son miembros de grupos ilegales de izquierda y que fueron identificados con ayuda de videos de las protestas.

Grupos defensores de los derechos humanos dijeron que más de 3.000 personas han sido detenidas por la policía y después liberadas desde que comenzaron las manifestaciones el 31 de mayo.