• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gema: la primera hija del deshielo entre Cuba y Estados Unidos

La inseminación artificial se hizo en Panamá | AP

La inseminación artificial se hizo en Panamá | AP

Washington permitió el embarazo de Adriana Pérez, la esposa del espía cubano Gerardo Hernández. La Habana pagó por el procedimiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El embarazo de la esposa de Gerardo Hernández, uno de los agentes cubanos liberados la semana pasada y que enfrentaba dos cadenas perpetuas en Estados Unidos, conmueve a Cuba, donde la historia de amor de la pareja marcó la campaña por la excarcelación de “Los Cinco”, Hernández y los agentes René González, Fernando González, Antonio Guerrero y Ramón Labañino.

Al regreso a la isla de los espías la atención se centraba en el recuentro de Hernández con su esposa Adriana Pérez a quien Washington nunca, durante los 16 años de prisión, le otorgó la visa para que lo visitara en la cárcel. Las emotivas imágenes de su encuentro sorprendieron a muchos cuando Pérez, apareció con un embarazo casi a término, del que hasta ahora no se tenían noticias y que levantaron especulaciones de todo tipo.

El primero en salir al paso a los lógicos comentarios fue el propio Hernández, quien admitió a periodistas en La Habana que se estaban divirtiendo con las reacciones de la gente.

“Todo el mundo está preguntando, nosotros nos divertimos mucho con todos los comentarios y las especulaciones”, manifestó.

“En silencio ha tenido que ser”, añadió Hernández con una frase del prócer independentista cubano José Martí, que también dio título a una conocida telenovela de finales de los setenta en la isla sobre la vida de un espía cubano en Estados Unidos.

El agente argumentó que no se han dado muchos detalles para no perjudicar a nadie ni a las personas que tuvieron buenas intenciones para ayudar. “Hubo que hacerla a control remoto, pero aquí está y todo salió bien”, explicó Hernández, en referencia a la hija que esperan, que nacerá en unas dos semanas y a la que llamarán Gema.

Ayer medios oficiales cubanos comenzaron a publicar notas sobre el asunto citando medios y fuentes estadounidenses. Por ejemplo, la web Cubadebate indicó que el gobierno de Barack Obama accedió a la petición de Adriana Pérez para que le facilitaran tener un hijo con su esposo.

Un portavoz del Departamento de Justicia confirmó en Washington, que el senador estadounidense Patrick Leahy medió para que se autorizase la reproducción asistida, como parte de las negociaciones secretas entre Cuba y Estados Unidos que permitieron la liberación de los agentes y el restablecimiento de relaciones diplomáticas bilaterales.

Otras fuentes citadas por Cubadebate indican que el procedimiento de inseminación artificial a Pérez tuvo lugar en Panamá y fue costeado por el gobierno cubano.

La esposa del agente vive el momento con una emoción indescriptible y afirmó: “Valió la pena esperar todo este tiempo”.

"Repugnante, asqueroso y bochornoso"

A pesar de que muchas personas recibieron de buen grado la noticia de que Gerardo Hernández, el agente cubano liberado por Estados Unidos, y Adriana Pérez vayan a tener una hijamediante inseminación artificial, otros criticaron al gobierno de Obama por permitir esos privilegios.

La senadora republicana por Florida, Ileana Ros-Lehtinen, criticó fuertemente al mandatario y escribió en su cuenta deTwitter @RosLehtinen numerosos tuits al respecto. "Fue un error grave ayudar a la señora del espía Hernández", "Son repugnantes los privilegios en la cárcel que Obama otorgó al asesino Gerardo Hernández", "Es asqueroso que un espía de Cuba en la cárcel haya recibido privilegios para una inseminación artificial", son algunas de las declaraciones de lalegisladora estadounidense.

Afirmó que no se le puede permitir a una persona responsable del asesinato de cuatro personas obtener los beneficios para la reproducción asistida. Agregó que el pueblo cubano siguepreso bajo los Castro y que Obama los quiere premiar con el fin del embargo.