• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Gabriel Ben Tasgal: “Occidente no ha digerido los peligros del islam radical”

Hablaron sobre la situación entre EE UU y Tel Aviv | Foto Henry Delgado

Hablaron sobre la situación entre EE UU y Tel Aviv | Foto Henry Delgado

El periodista argentino señaló que desde la perspectiva israelí un Irán nuclear pone en jaque la estabilidad de Medio Oriente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Occidente no ha digerido los peligros del islam radical. No sabe hablarlo, enfrentarlo y está encerrado en lo políticamente correcto,” aseguró el periodista argentino israelí, Gabriel Ben Tasgal, quien presentó en el foro Israel Después de las Elecciones, una mirada al panorama político de Israel tras los comicios del 17 de marzo.

El analista describió la tensa situación entre el gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, debido a las fuertes palabras del gobernante durante la campaña, en las que negó la existencia de un Estado palestino, aunque las potencias occidentales, y en especial Washington, buscan que las partes puedan alcanzar una solución al histórico conflicto.

Ante el reproche de la comunidad internacional, y tras haber ganado la elección, Netanyahu dio un paso atrás en sus declaraciones –consideradas por algunos como racistas contra los árabes– y habló de la búsqueda de una solución de dos Estados, aunque considere que en este momento sea improbable.

Ben Tasgal afirma que Occidente en general no comprende que para entender la realidad de Medio Oriente se debe entender a los musulmanes y la interpretación que algunos grupos le dan al islam y lo que en Occidente se aprecia como islam radical.

El analista aseveró que aproximadamente 25% de la población mundial es islámica y que ya en Europa el porcentaje de radicalismo es similar. Consideró que muchos países europeos están enmarcados en un discurso de respeto a la diversidad y de corrección política que es aprovechado por elementos radicales para llevar adelante, y por la fuerza, su proyecto de islamización de la sociedad.

Temor nuclear. Ben Tasgal planteó que el mayor inconveniente, y lo que ha causado un distanciamiento entre Washington y Tel Aviv, es la idea de que un Irán nuclear puede poner en jaque la estabilidad de Medio Oriente al hacerse de armas nucleares, lo que ha causado revuelo en Israel.

“Si Irán obtiene la bomba nuclear naciones como Arabia Saudita, Egipto y grupos extremistas se verán inspirados a comprar armas nucleares. Ya Arabia Saudita compró esta tecnología de Pakistán y sería cuestión de tiempo para que Hezbolá y grupos irregulares sigan esos pasos”, explicó. Dijo que el autor de la cabeza nuclear paquistaní –país que cuenta con un arsenal nuclear– es el mismo de la iraní.

Ben Tasgal aseveró que los temores de Netanyahu sobre el posible acuerdo nuclear no necesariamente son del todo infundados.

“Irán tiene la voluntad mas no la capacidad, pero el acuerdo podría permitir que la bomba esté al alcance de Teherán”, dijo.

El experto manifestó que el proceso para enriquecer el uranio y convertirlo en un material para arsenal nuclear es de seis meses, los cuatro primeros para llevarlo a 20% y los dos últimos meses para llevarlo a 93,8% de pureza y lo que se considera material para uso militar. Indicó que para ello son necesarias las centrifugadoras que son las que llevan el uranio 238 a su forma de uranio 235 apto para una ojiva nuclear.

“Se desconoce cuántas centrifugadoras tiene Irán para convertir el uranio, pero con 4.000 a 6.000 centrifugadoras y uranio a 20% en 2 meses tendría suficiente para enriquecerlo y darle un uso bélico. Por eso, y aunque se desconocen los términos del posible acuerdo, se considera necesario llevar el uranio a su estado más inocuo en el que solo está enriquecido entre 3,5% y 5%”.