• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

G8 se compromete a buscar un remedio a la demencia para 2025

El primer ministro británico, David Cameron | Fotos: Agencias

El primer ministro británico, David Cameron | Fotos: Agencias

Al dar a conocer este compromiso, el primer ministro británico, David Cameron, aseguró que encontrar esa solución "está al alcance"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los países del G8, liderados por el Reino Unido, acordaron este miércoles en Londres cooperar globalmente con el objetivo de encontrar un remedio o una medicina fundamental para tratar la demencia de aquí a 2025.

Al dar a conocer este compromiso, el primer ministro británico, David Cameron, aseguró que encontrar esa solución "está al alcance", al tiempo que anunció la voluntad de convertir el Reino Unido en centro de investigación de este conjunto de enfermedades.

Cameron presidió en Londres la primera cumbre del Grupo de los Ocho (G8, las economías más industrializadas) dedicada a la demencia, un problema que afecta a más de 35 millones de personas en el mundo, cifra que se espera que casi se duplique cada dos décadas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A la reunión asistieron los ministros de Sanidad del Reino Unido, Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón, Estados Unidos y Rusia, así como científicos y representantes de organizaciones no gubernamentales.

La búsqueda de un remedio para este conjunto de enfermedades, en el que se incluye el Alzheimer, es uno de los puntos clave del acuerdo suscrito por los ministros, que establece también un aumento de la cooperación en la investigación y tratamiento de la demencia, que supone un coste anual para los Estados de 604.000 millones de dólares.

"El objetivo de intentar hallar una cura o tratamiento que detenga (la demencia) para 2025, gracias a un gran impulso colectivo a la financiación de la investigación, está a nuestro alcance", dijo el jefe del Gobierno británico, quien reconoció que "el reto es enorme", pero "hay esperanza".

Según se indica en la declaración final, los países del G8 se comprometen a mejorar las condiciones de vida de los pacientes, compartir información y recursos, aumentar la concienciación sobre la demencia a través de la OMS y las Naciones Unidas, facilitar el acceso de los ciudadanos a los avances científicos y trabajar para reducir el estigma social.

También se acuerda celebrar otra cumbre en febrero de 2015 en Estados Unidos y nombrar a un enviado que se ocupará de promover el trabajo en ese campo.

Por su parte, Cameron expresó su intención de convertir al Reino Unido en un centro mundial de investigación de la demencia, para lo que anunció más fondos públicos y pidió un aumento de la inversión privada.

El líder conservador británico adelantó que su Gobierno intentará aumentar la inversión anual hasta los 122 millones de libras (145 millones de euros) en 2025, al tiempo que solicitó el mismo compromiso al sector privado y de beneficencia.

En este sentido, hoy se confirmó que las farmacéuticas GlaxoSmithKline y UCB aumentarán la inversión en el Reino Unido en 200 millones de libras (240 millones de euros) y 3 millones de libras (3,56 millones de libras), respectivamente.

El primer ministro subrayó que facilitar la presencia de empresas de biotecnología y ciencias de la vida beneficia tanto a la economía británica como a la investigación.

"Construir una economía más competitiva con nuevos sectores y los trabajos del futuro es una parte clave de mi plan a largo plazo para el Reino Unido", declaró.

"Por eso estamos apostando fuerte para convertir Gran Bretaña en el lugar para invertir, ubicarse y trabajar en la rama de ciencias de la vida", añadió.

En los dos últimos años, recordó, la inversión privada en el sector ha llegado a 2.000 millones de libras (2.400 millones de euros), lo que "significa no solo más empleos y crecimiento, también más investigación y mayor progreso".

Como presidente actual del G8, Cameron expresó su deseo de que la cumbre de Londres se convierta en un día clave en la lucha contra la demencia, no solo para intentar curarla, sino también para ayudar a quienes la sufren a vivir "dignamente".