• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

G20 urge a EE UU a actuar para evitar la suspensión de pagos

La petición llega cuando se cumplen once días del cierre parcial de servicios de la Administración estadounidense y en medio de intensas negociaciones entre los legisladores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los ministros de Economía y Finanzas de las principales economías del mundo reunidos en Washington instaron este viernes a EE UU a una actuación "urgente" para solventar una suspensión de pagos que se anticipa tendría resultados devastadores.

La petición llega cuando se cumplen once días del cierre parcial de servicios de la Administración estadounidense y en medio de intensas negociaciones entre los legisladores republicanos y la Casa Blanca para elevar el tope de la deuda federal.

El Departamento del Tesoro sostiene que el 17 de octubre se quedará sin dinero para pagar las facturas si no se eleva el tope de la deuda federal de 16,7 billones de dólares.

"EE.UU. necesita una acción urgente para hacer frente a las incertidumbres fiscales a corto plazo", señaló hoy en un comunicado en Grupo de los Veinte (G20), integrado por las principales economías avanzadas y emergentes.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, se reunió hoy a puerta cerrada en la Casa Blanca durante una hora y media con más de 40 senadores republicanos.

La senadora republicana Susan Collins calificó la reunión de "buena" pero "inconclusa", aunque destacó que hay progresos en las conversaciones.

Las negociaciones de hoy llegan después del encuentro ayer entre Obama y los líderes republicanos de la Cámara de Representantes, que ambas partes calificaron de "útil" para destrabar la negociación.

Los legisladores de la Cámara baja proponen elevar el techo de la deuda por seis semanas, hasta el 20 de noviembre, y la reapertura de la Administración durante la próxima semana.

Los ministros del G20 destacaron, por lo demás, que "la recuperación mundial ha continuado, con señales iniciales de mejoría en las mayores economías avanzadas pero menor crecimiento en los emergentes".

El actual escenario macroeconómico plantea "desafíos", dijo el G20, que hizo hincapié, sobre todo, en los retos planteados por "tasas de desempleo inaceptablemente altas en muchos países".

El grupo consideró, por otro lado, que un crecimiento económico más robusto y sostenido irá acompañado por una "eventual transición hacia la normalización de las políticas monetarias" y alertó de la volatilidad de flujos de capital en marcha.

Los ministros coincidieron en que para hacer frente a esos desafíos hay que apostar por políticas macroeconómicas sólidas y reformas estructurales.

Se comprometieron, al mismo tiempo, a asegurar que los futuros cambios en la política monetaria se calibren de forma "cuidadosa" y se comuniquen de forma "clara".

Los mercados anticipan que la Reserva Federal (Fed) revertirá en breve su programa de compra de bonos por 85.000 millones de dólares mensuales lo que ha provocado un incremento de los tipos de interés a largo plazo en EE.UU. y volatilidad en los emergentes.

Pero el tema estrella de este viernes fue la deuda estadounidense.

Anton Siluanov, ministro de Finanzas de Rusia, país que ocupa la presidencia rotatoria del G20, señaló hoy en una rueda de prensa que el secretario del Tesoro, Jack Lew, había dejado la reunión ministerial antes de que acabara para participar en las conversaciones en la Casa Blanca.

"Confiamos en que la Administración y el Congreso alcanzarán una solución mutuamente aceptable", afirmó Siluanov, quien expresó su deseo de que la crisis se resuelva "lo antes posible".

El G20 cuenta entre sus miembros a la Unión Europea, el G7 (EE.UU., Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Italia y Francia) y Corea del Sur, Argentina, Australia, Brasil, China, India, Indonesia, México, Arabia Saudí, Suráfrica, Turquía y Rusia.