• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Funes insiste en que isla Conejo es de El Salvador y no de Honduras

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes / EFE

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes / EFE

"Existen suficientes documentos en poder del Estado salvadoreño que demuestran la posesión soberana de El Salvador sobre la Isla Conejo", dijo el mandatario salvadoreño

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, aseguró hoy que la isla Conejo es salvadoreña y no hondureña como aseguran las autoridades del vecino país.

"Existen suficientes documentos en poder del Estado salvadoreño que demuestran la posesión soberana de El Salvador sobre la Isla Conejo", dijo Funes durante su programa radial "Conversando con el Presidente".

Funes descalificó la reciente petición de la canciller hondureña, Mireya Agüero, que le exigió a El Salvador cumplir con el fallo de la Corte Internacional de Justicia del 11 de septiembre de 1992.

"No aceptamos la posición de la canciller hondureña que dice que remitiéndole a ese fallo ahí (...) claramente quedaron delimitados los territorios (...) y que de acuerdo a ese fallo la isla Conejo pertenece a Honduras", ya que eso "no es cierto" porque nunca se refirió a esa ínsula.

"Esa isla en ese momento no estaba en disputa y nunca ha estado en disputa", sentenció Funes.

La isla Conejo es un peñón de menos de un kilómetro cuadrado y ambos países se disputan su soberanía desde hace varios años, aunque la actual controversia surgió en septiembre pasado cuando el Ejército hondureño realizó un acto en el islote.

El 22 de marzo pasado el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, inauguró un muelle-helipuerto en la isla, y también una ruta turística en el golfo de Fonseca, lo que generó mas tensión.

Funes recordó que eso no puede ser porque los tres gobiernos (Honduras, Nicaragua y El Salvador) que comparten las aguas del golfo de Fonseca, donde está la isla, lanzaron en 2007 la Declaración de Managua, que definió al golfo como una zona de paz, desarrollo sostenible y seguridad, para lo cual trabajarían los tres países en coordinación.

Por lo tanto, "unilateralmente Honduras no puede emprender el desarrollo de la zona de Golfo como un zona turística, si no es con la anuencia (...) del Gobierno de Nicaragua y El Salvador".

"Atribuyo" lo que ha hecho el presidente hondureño "a que acaba de llegar (al poder), por lo tanto, es muy probable que sus propios asesores, incluyendo a su propia canciller, no conozcan la declaración", que ha sido reiterada en documentos recientes.

Reiteró que El Salvador agotará la vía diplomática para solucionar el conflicto, por lo que ha dado instrucciones al canciller Jaime Miranda, "para que tome contacto con su homologa para retomar las conversaciones".

Indicó que la negociación debe ser en el "seno de la instancia trinacional" que integran ambos países con Nicaragua.

"Una vez agotada esa instancia, si no hay solución, si Honduras se empecina en mantener presencia militar ahí, entonces hay que recurrir a otros foros como la Corte Centroamericana de Justicia o en todo caso a la Corte Internacional de Justicia de La Haya", sentenció.