• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Fuga de agua radioactiva de central de Fukushima

Fukushima | AFP

Fukushima | AFP

El nivel de radiación es de 100 milisieverts lo que excede en cinco veces el límite anual promedio para un trabajador nuclear

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cerca de 300 toneladas de agua altamente radioactiva se fugan de uno de los tanques de almacenamiento de la planta atómica Tepco de Japón dañada por el tsunami de 2011. La situación es un duro revés en los esfuerzos por solucionar el peor desastre nuclear desde Chernóbil.

La empresa dijo que el agua contaminada se filtró de un tanque de acero de la planta Fukushima Daiichi. Tepco no ha descubierto cómo se fugó el agua del depósito, pero sospecha que fue a través de una válvula con juntas de goma conectada a una canaleta alrededor del tanque.

Agregó que debido a que el contenedor está a 100 metros de la costa, la fuga no representa una amenaza inmediata para el Pacífico, pero Hideka Morimoto, un vocero para la agencia de control nuclear de Japón, dijo que el agua podría llegar al mar a través de un desagüe de alcantarilla. Lo que generó alarma en Corea del Sur y China que piden explicaciones a Japón.

La empresa no ha logrado contener los contaminantes por lo que al Pacífico alcanzan cien toneladas de aguas radiactivas al día proveniente de los sótanos del reactor y turbinas.

El agua se filtró al suelo después de atravesar una barrera hecha con sacos de arena adicional a la barrera de concreto del tanque. Los trabajadores bombeaban el líquido encharcado para transferirlo a otros contenedores, en un intento desesperado por evitar que se cuelen ante las fuertes lluvias que caen en Fukushima. Ayer en la tarde se habían recuperado sólo cuatro toneladas.

Un funcionario de Tepco dijo que los trabajadores que vigilaban los tanques de almacenamiento habrían fallado en su sistema de monitoreo y en detectar la filtración.

El nivel de radiación del agua, medida a 50 centímetros por encima del charco, es de casi 100 milisieverts por hora, una radiación cinco veces mayor al límite anual global promedio para un trabajador nuclear.

Después de 10 horas, una persona a esa cercanía de la filtración se enfermaría por radiación, tendría náuseas y una reducción de los glóbulos blancos.