• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Fujimori continuará internado para someterse a más pruebas médicas

Alberto Fujimori, expresidente de Perú / Agencia

Alberto Fujimori, expresidente de Perú / Agencias

Los médicos temen que el expresidente de Perú tenga una reincidencia del cáncer que padecía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El expresidente de Perú Alberto Fujimori, llevado el martes a una clínica limeña desde la cárcel donde cumple su condena, estará al menos un día más en ese centro para someterse a pruebas médicas porque presenta una placa blanquecina en la lengua, informó este miércoles el congresista Alejandro Aguinaga.

Fujimori, de 75 años, será sedado para que el equipo médico que lo trata le practique una endoscopia digestiva, además de someterlo a una ecografía de cuello y otra de las piernas, entre otros exámenes, dijo el legislador fujimorista a la entrada de la clínica La Luz.

Respecto a la placa blanquecina en la lengua Aguinaga señaló que no hay evidencias para pensar que se trate de un rebrote del cáncer que sufrió hace unos años en ese órgano muscular, pero agregó que además tiene problemas en las piernas. "Los miembros inferiores continúan hinchados por un mal retorno venoso, pero confiamos en que la inflamación ceda con las medidas que estamos tomando", comentó Aguinaga.

El jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), José Luis Pérez Guadalupe, precisó a la emisora de Radio San Borja que la hospitalización de Fujimori no fue de emergencia, sino que fue programada porque un médico del penal le pidió la realización de una decena de exámenes médicos. "Recordemos que Fujimori tiene asistencia de un médico y enfermeras durante las 24 horas del día. Siempre se le ha dado la atención de salud que necesitaba y ha sido evacuado cuantas veces se ha necesitado", indicó.

Los médicos evaluarán la evolución de Fujimori para decidir si recibe el alta y continúa el tratamiento médico en el penal de Barbadillo, del distrito limeño de Ate. El expresidente (1990-2000) cumple una condena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad y fue condenado también a otras penas por delitos de corrupción.

Aguinaga indicó que el estado de ánimo de Fujimori es "lógicamente, de preocupación por su salud" y recordó que hace ocho meses estuvo internado en la clínica tras padecer una isquemia que le afectó la movilidad del brazo izquierdo. Durante su internamiento en marzo, el exmandatario fue sometido a una resonancia magnética y a exámenes de cardiología, gastroenterología y neumología.

En 2012, Fujimori fue operado por quinta vez en la lengua por lesiones leucoplásicas.