• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Friendsgiving, la fiesta para los que están lejos de la familia

La fiesta para los que están lejos de la familia | Foto: Captura

La fiesta para los que están lejos de la familia | Foto: Captura

Para los inmigrantes, esta clase de reuniones les ayuda además a integrarse y conocer la diversidad de nacionalidades y de culturas que viven en EE UU

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con la llegada del tradicional Día de Acción de Gracias, miles de latinos que viven en Estados Unidos lejos de sus familias se están apuntando a la moda del friendsgiving, reunión de amigos alrededor de una buena mesa para conmemorar la fiesta más importante de este país. 

"Esta fiesta no se celebra en nuestras naciones, pero todos terminamos celebrándolo, sea como sea. Nos reunimos con los amigos, con la familia que hacemos aquí", dijo a Efe Yaro Celis, quién celebróAcción de Gracias con sus compañeros de trabajo este martes. 

Friendsgiving no pretende reemplazar la tradicional cena del último jueves de noviembre y los encuentros con los amigos se pueden disfrutar cualquiera de estos días, pues lo que se busca es dar una oportunidad de celebrar con los que se encuentran solos en la ciudad. 

Sugey Llamas, compañera de trabajo de Celis, recordó que, como hay mucha gente que pasa en soledad esta fecha tan señalada en el calendario estadounidense, ella se apunta a "convivir con los amigos, ahora más que reunirte con la familia". 

Esta nueva moda comienza a ser tan popular en Estados Unidos que ya existen en las redes sociales reglas para realizar una fiesta exitosa, y la más importante de todas recae en el anfitrión: preparar el pavo o, al menos, comprarlo. 

El director de la empresa Apollo Palliative Services, Rob Mikitarian, optó por la última opción para celebrar con sus 40 compañeros de trabajo. 

Para Gibrán Jiménez, el gesto de su amigo Mikitarian se convirtió en su celebración de Acción de Gracias. El mexicano vive solo en Los Ángeles y su familia más cercana está en Las Vegas (Nevada), y para estar con ellos tendrá que esperar hasta Navidad, cuando irá a visitarlos. 

"Me gusta celebrar con ellos (amigos), esta es mi familia principal, siempre estamos juntos", aseguró.

INTEGRACIÓN SOCIAL

De acuerdo al psicólogo Edgar Villamarín, tendencias como el friendsgiving permiten a las personas expandir su vida social y entender la importancia de valores como la gratitud y la amistad. 

Para los inmigrantes, esta clase de reuniones les ayuda además a integrarse y conocer la diversidad de nacionalidades y de culturas que viven en el país. 

"Este momento de sentarnos con los compañeros y conversar y reirse un rato es de suma importancia para poder conocerse mejor y disfrutar más del trabajo", indicó Celis. 

En la fiesta de Jiménez, el hispano compartió con inmigrantes de casi todos los continentes, diferentes idiomas y culturas que le han enseñado mucho sobre el valor de la amistad. 

"Mikitarian es armenio y muy bueno conmigo, es de esas personas que tiende la mano cuando más lo necesitas", dijo. 

América Díaz conoce muy bien lo que significa dar gracias por la amistad. La mexicana padeció una dolorosa enfermedad y sus amigos se convirtieron en un apoyo fundamental. 

"Muchas veces la familia no te respalda como tú quisieras, para mí es maravilloso que mis compañeros de trabajo no me hayan dejado caer", explicó. 

La flexibilidad de horario y del lugar para organizar estas reuniones son otra ventaja que los asistentes han encontrado. 

"A veces es más divertido que un día tradicional de Día de Acción de Gracias con la familia, pero todos son especiales en su propia manera", opinó Lupita Siqueiros, amiga de Celis, Llamas y Díaz. 

Por ser un festejo sin muchas complicaciones, la tendencia ha sido adjudicada a las nuevas generaciones, aunque muchos creen que la idea no es del todo nueva. 
"El famoso 'friendsgiving' lo estamos celebrando por el segundo año con este título, pero lo hemos hecho por años", señaló Siqueiros. 

Y, aunque el pavo sigue estando como uno de los platillos esenciales en estas reuniones de amigos, los hispanos han hecho algunas modificaciones. 

En la reunión de la emisora XEWW, de Los Ángeles, los nueve amigos cambiaron el menú e incorporaron el pollo, las costillas de cerdo, las empanadas colombianas, el arroz con leche y una gran variedad de comida mexicana. 

Al igual que el grupo de Celis, Jiménez cree que para los inmigrantes la comida se convierte en el punto de partida para construir una amistad por la que se debe dar gracias.