• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Francisco visitó por sorpresa un templo budista y recibió a expresidente

Francisco se convirtió en el primer pontífice que pisa territorio tamil | EFE

Francisco se convirtió en el primer pontífice que pisa territorio tamil | EFE

La visita duró unos 20 minutos y sólo antes Juan Pablo II en su viaje a Tailandia en 1984 había entrado en un templo budista

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco revolucionó hoy el programa oficial al entrar en un templo budista, recibir al expresidente cingalés que perdió las elecciones el pasado 8 de enero, Mahinda Rajapaksa, y saludar a los obispos del país, cuya visita había tenido que anular.

El portavoz del vaticano, Federico Lombardi, explicó hoy en una rueda de prensa que a su regreso del santuario mariano de Mahdu, en el norte del país, decidió por sorpresa visitar el templo llamado Mahabodi Viharaya de un monje budista, Banagala Upatissa, quien le había invitado en una ocasión que se encontraron en el Vaticano y a quien también saludó en el aeropuerto.

Según Lombardi, la visita duró unos 20 minutos y sólo antes Juan Pablo II en su viaje a Tailandia en 1984 había entrado en un templo budista.

El papa escuchó en silencio las explicaciones sobre el templo y algunos cantos, explicó Lombardi a la pregunta sobre si Francisco había rezado con los budistas.

Pero además, ya en el nunciatura apostólica de Colombo, donde se ha alojado estos dos días, Francisco recibió la visita del expresidente Mahinda Rajapaksa, quien había organizado el viaje pero perdió las elecciones celebradas el pasado 8 de enero y no pudo así saludar al pontífice.

Francisco llegó de Mahdu donde celebró una oración en el santuario mariano "muy tranquilo y contento" y por ello decidió incluir estos tres eventos en su agenda, añadió Lombardi.

Asimismo quiso mantener un encuentro con los 20 obispos cingaleses a quienes no pudo visitar ayer porque acumuló demasiado retraso, y aprovechó su regreso temprano de Mahdu para visitarles, también por sorpresa, en el arzobispado.