• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Papa creó una comisión contra la pederastia

El papa Francisco / AP

El papa Francisco / AP

La tarea será informar la situación de las víctimas, sugerir medidas y proponer candidatos especializados en protección de niños 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco creó una comisión para ayudar a las víctimas de curas pederastas y evitar nuevos casos, tras los escándalos que sacudieron a la Iglesia Católica, aunque es un paso que la asociación de víctimas de Estados Unidos consideró insuficiente.

La comisión, creada por consejo de los ocho cardenales que lo asesoran para la reforma la Curia Romana, deberá trabajar con los obispos y las conferencias episcopales, precisó el cardenal estadounidense Sean O'Malley, miembro del "G8 vaticano". La lista de los miembros de la comisión se anunciará en un documento apropiado, agregó O'Malley.

La comisión tendrá la tarea de informar al papa sobre la situación de las víctimas, sugerir medidas a adoptar y proponer candidatos apropiados especializados en la protección de niños, problemas mentales y legales, para la sistemática aplicación de las nuevas normas.

El nuevo organismo deberá fijar programas específicos para la protección de los menores y elaborar directivas para la formación del personal que trabaja y mantiene contacto permanente con niños y adolescentes. Igualmente deberá ayudar a las víctimas de abusos y a sus familiares.

Durante el papado de Benedicto XVI en 2011, el Vaticano ordenó a todos los obispos del mundo que denunciaran ante la justicia a los miembros del clero acusados de pederastia, tras una serie de escándalos en Irlanda varios países. "Hasta ahora nos hemos preocupado más del aspecto jurídico y menos de la respuesta pastoral", reconoció O'Malley.

El Vaticano se negó a responder al cuestionario enviado en julio por el Comité sobre los Derechos del Niño de la Organización de Naciones Unidas a propósito de los abusos cometidos contra niños por parte de sacerdotes católicos. La jerarquía de la Iglesia se limitó a recordar al organismo que la Santa Sede, como Estado, no tiene jurisdicción legal por los abusos cometidos por curas en otros países.