• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Francisco: Se debe servir al hombre no a las ideologías

Papa Francisco en Cuba / EFE

Papa Francisco en Cuba / EFE

El papa agradeció el papel de La Habana en la facilitación del diálogo entre el gobierno de Colombia y las FARC 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco celebró una misa ante decenas de miles de fieles en la Plaza de la Revolución de La Habana, el corazón del gobierno de Cuba, en la que dio un mensaje espiritual que incluyó referencias políticas.

En la ceremonia, que también fue seguida por televisión por millones de cubanos, Francisco habló sobre la importancia de estar alejados del elitismo, de evitar la seducción del poder y pidió a los cubanos servir al prójimo sin ideologías: “Lejos de todo tipo de elitismo, el horizonte de Jesús no es para unos pocos privilegiados capaces de llegar al ‘conocimiento deseado’ o a distintos niveles de espiritualidad. El horizonte de Jesús siempre es una oferta para la vida cotidiana, también aquí en nuestra isla”.

“El servicio siempre mira el rostro del hermano, toca su carne, siente su ‘projimidad’ y hasta en algunos casos la ‘padece’ y busca su promoción. Por eso el servicio nunca es ideológico, ya que no sirve a ideas, se sirve a las personas”, sostuvo el Pontífice.

La multitud ondeaba banderas de Cuba y las blancas y amarillas del Vaticano. Muchos cubanos agitaban emocionados carteles que decían: “Francisco tú nos traes esperanza”, “Bendícenos Francisco”.

El papa agradeció al presidente Raúl Castro que lo escuchaba en primera fila junto con la mandataria de Argentina, Cristina Fernández; por trabajar en la reconciliación con Estados Unidos y por facilitar el diálogo de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC.

Mientras se celebraba la misa, la policía impidió un aparente intento de un grupo de opositores de dar un mensaje político. No se les permitió asistir a la ceremonia, mientras que las Damas de Blanco y activistas en Miami pedían que Francisco se reuniera y reconociera la existencia de presos políticos en el país.

Después de la misa el papa conversó con Raúl Castro en el Palacio de la Revolución en La Habana.

A EE UU

Luego de su gira por Cuba, en la que el papa argentino también visitará ciudades del oriente de la isla, Francisco partirá a Estados Unidos para entrevistarse con el presidente Barack Obama y participar en la asamblea de Naciones Unidas.

Allí, los cubanos esperan que el papa, tras la histórica recomposición de relaciones con Washington, pueda impulsar una mayor apertura económica, política y de respeto a los derechos humanos en un país donde durante más de medio siglo ha gobernado el Partido Comunista de los Castro.

“No hay derecho al fracaso”

El papa Francisco dijo en su multitudinaria misa que no se puede permitir otro fracaso en las negociaciones de paz que llevan a cabo el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC.

Desde hace casi tres años, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia negocian en La Habana un acuerdo para acabar con el conflicto interno, que ha causado aproximadamente 220.000 muertes.

“Por favor, no tenemos derecho a permitirnos otro fracaso en este camino de paz y reconciliación”, reiteró Francisco antes de agradecer al presidente Raúl Castro por el apoyo a este diálogo.

La actual negociación ha dado más frutos que intentos de gobiernos anteriores al de Santos, y muchos colombianos tienen esperanzas de que llegue a feliz término.

El grupo insurgente, creado en 1964  y que cuenta con cerca de 8.000 integrantes, es considerado una organización terrorista por Estados Unidos, la Unión Europea y algunos países latinoamericanos.

“Que la sangre vertida por miles de inocentes durante tantas décadas de conflicto armado sostenga todos los esfuerzos que se están haciendo, incluso aquí en esta bella isla, para una definitiva reconciliación. Y así esa larga noche de dolor y de violencia se pueda transformar en un día sin ocaso”, agregó el pontífice.

Reunión con Fidel Castro

El papa mantuvo un encuentro con el ex presidente de Cuba Fidel Castro, a quien visitó en su domicilio en La Habana, según el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

La reunión se produjo después de la misa que el pontífice ofreció en la Plaza de la Revolución, duró 40 minutos y transcurrió en un ambiente familiar e informal, dijo Lombardi.

El pontífice visitó al líder cubano acompañado del nuncio apostólico, Giorgio Lingua. También estuvieron la esposa, hijos y nietos de Fidel Castro. Hablaron de temas de actualidad mundial, como el medioambiente.

Además de conversar, Francisco y Castro intercambiaron regalos. El pontífice le obsequió dos libros de Alessandro Pronzato, experto en catequesis y la Biblia, uno de ellos titulado Evangelios molestos y otro sobre la relación entre humor y religión. También le regaló ejemplares Evangelii Gaudium y su encíclica sobre el medio ambiente Laudato si. El ex presidente le obsequió el libro Fidel y la religión –entrevista que el teólogo brasileño Frei Betto le hizo a Castro en 1985– con la dedicatoria: “Para el papa Francisco en ocasión de su fraternal visita a Cuba. Con admiración y respeto del pueblo cubano”.


Foto 6327322

El papa a su llegada a la Plaza de la Revolución en La Habana antes de oficiar la misa