• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Francisco clausura la JMJ de Río con una misa en la playa de Copacabana

Miles de católicos se congregaron en la playa de Copacabana para esperar al papa Francisco / Agencias

Miles de católicos se congregaron en la playa de Copacabana para esperar al papa Francisco / Agencias

Concelebran con el Papa 60 cardenales, 1.500 obispos y 11.000 sacerdotes.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco llegó hoy a la playa de Copacabana para oficiar la misa de clausura de XXVIII Jornada Mundial de la Juventud, a la que asisten unos tres millones de jóvenes de todo el mundo y tras la cual anunciará la ciudad que acogerá el próximo encuentro mundial de la juventud católica.

A la misa asiste la presidenta de Brasil, Dilma Russeff, y está prevista la asistencia de los jefes de Estado de Argentina (Cristina Fernández), Bolivia (Evo Morales) y Surinam (Desire Bouterse), según informó el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

Al termino de la misa, Francisco los saludará brevemente, según precisó Lombardi, que subrayó que será un sencillo saludo y que no se abordarán temas de Estado.

Concelebran con el papa 60 cardenales, 1.500 obispos y 11.000 sacerdotes.

Durante el ofertorio, el papa acogerá a una niña muy pequeña que nació si cerebro y que aún vive, cuando normalmente estos niños fallecen casi inmediatamente.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, informó que los padres de la niña la llevaron a la misa que ayer ofició Francisco en la catedral de Río de Janeiro y la presentaron al Papa y éste pidió que hoy fuera llevada en el ofertorio, como señal de la ofrenda a Dios de la vida.

Al final de la misa, el Papa entregará a cinco pareja de jóvenes, representantes de los cinco continentes, una pequeña reproducción del Cristo Redentor, símbolo de Río de Janeiro, y un libro de plegarias.

El pontífice llegó a Copacabana en el papamóvil, en el que recorrió todo el paseo marítimo, de cuatro kilómetros de largo.

Al igual que los pasados días, decenas de miles de jóvenes le acompañaron durante el recorrido, corriendo por la arena y el paseo marítimo.

Francisco se detuvo en numerosas ocasiones, para saludar a los presentes, besar niños e incluso tomó mate que le ofrecieron unos jóvenes argentinos.

Esta misa, al igual que la vigilia de anoche, sábado, iba a celebrarse en Guaratiba, a las afueras de la ciudad, pero debido a las lluvias caídas en los últimos días en Río de Janeiro, convirtieron el lugar en un lodazal y se decidió cambiar por Copacabana.

En la playa de Copacabana se celebró la ceremonia de bienvenida oficial al papa, el pasado jueves, el Vía Crucis del viernes y la v vigilia de ayer, sábado.

Hoy Copacabana es el Campus Fidei, campo de la fe, de la JMJ, nombre que se había dado al recinto de Guaratiba.