• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hollande interviene en la disputa entre sus ministros

Francois Hollande, presidente de Francia / REUTERS

Francois Hollande, presidente de Francia / REUTERS

 La integración de los gitanos de Europa central en el país ha enfrentado a dos ministros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Francia,  François Hollande, llamó al orden a los miembros de su gobierno a los que pidió "unidad" y "solidaridad", luego de una semana de divisiones, en particular, respecto a la integración en Francia de los gitanos de Europa central.

Desde que asumió la presidencia en 2012, Hollande se abstuvo de criticar a su primer ministro, Jean-Marc Ayrault, pero en esta oportunidad le pidió,  en el Consejo de Ministros, que "vele más aún por la coordinación del trabajo y la expresión gubernamental", según la portavoz del gobierno, Najat Vallaud-Belkacem.

Desde hace una semana, los ministros polemizan en público sobre la integración de los gitanos en la sociedad francesa, además de mostrar dificultades para tener posiciones claras sobre el trabajo dominical o una reforma de horarios en la escuela primaria.

El ministro del Interior, Manuel Valls,  habló sobre la imposibilidad de integración de los gitanos y desencadenó una enorme polémica, incluso dentro del gobierno.

La ministra de Vivienda, Cécile Duflot, consideró las palabras de su colega contrarias a los valores de la República. "Participar en un gobierno no borra las sensibilidades, pero impone la estricta aplicación de las reglas de solidaridad, de unidad y de responsabilidad", subrayó.

El presidente instó a todos los ministros a ser responsables. "Hollande lamentó tener que hacer esta advertencia y dijo claramente que no quiere tener que volver a hacerla en el futuro", según Vallaud-Belkacem.

Hollande aseguró que Francia respeta a los gitanos de Europa central y obra a favor de su integración "cuando las posibilidades y las voluntades existen". No obstante, dejó sin zanjar el desacuerdo entre los ministros Manuel Valls y Cécile Duflot.