• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Francia destruyó tres toneladas de marfil de elefantes

Los paquidermos están siendo masacrados a un ritmo inquietante por el marfil de sus colmillos, muy apreciado sobre todo en los voraces mercados asiáticos, especialmente China y Tailandia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Francia destruyó este jueves tres toneladas de marfil decomisado, una medida sin precedentes en Europa que busca sensibilizar a la opinión pública para luchar contra el tráfico de ese material proveniente de elefantes africanos.

Los paquidermos están siendo masacrados a un ritmo inquietante por el marfil de sus colmillos, muy apreciado sobre todo en los voraces mercados asiáticos, especialmente China y Tailandia. Unos 698 colmillos brutos o labrados (2,3 toneladas) y más de 15.000 objetos que pesaban en total 800 kilos (estatuillas, joyas, etc) fueron arrojados a una trituradora cerca de la Torre Eiffel y reducidos a polvo, que luego sería incinerado.

"Somos los primeros en Europa, es una señal muy fuerte del compromiso de Francia en el combate contra el comercio ilegal de especies amenazadas, junto a otros países como Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania, China y varias naciones africanas", dijo en el lugar de la operación Nicolas Hulot, enviado especial del presidente francés François Hollande para la protección del planeta. Según Hulot, "se trata de una etapa, no del fin del combate". Recordó que el comercio ilegal de marfil "no es sólo un problema de medio ambiente, sino también un problema de seguridad mayor porque el dinero se recicla en otros tráficos (armas, drogas, etc) lo cual desestabiliza a ciertas regiones de África". El marfil destruido en París había sido almacenado en el aeropuerto internacional Charles De Gaulle, en las afueras de la capital, donde se producen la mayoría de los decomisos franceses.

Fuera de Europa ya hubo numerosas destrucciones de marfil para luchar contra la acción de los cazadores ilegales y los traficantes, que no dan respiro a los elefantes al punto de constituir una amenaza para la supervivencia de esa especie emblemática del continente africano. En 2013 hubo destrucciones de marfil en Filipinas, India, Gabón y Kenia. En noviembre pasado, Estados Unidos redujo a cenizas cinco toneladas de marfil confiscadas durante los últimos 25 años y pidió al resto del mundo imitar la medida. China, principal consumidor mundial de marfil ilegal, destruyó seis toneladas en enero.

Sólo quedan 500.000 elefantes en África, es decir la mitad de los que había en los años 1980. Al ritmo actual de entre 20.000 y 25.000 paquidermos abatidos por año, su supervivencia está en peligro. Los ambientalistas consideran que la destrucción del marfil es la única forma de asegurarse de que se detenga el contrabando. Según Stephane Ringuet, experto de la ONG ecologista Traffic "la fuente del problema está en Asia, donde estamos viendo un incremento desproporcionado de la demanda de marfil". Entre 1989 y 2011, las principales incautaciones de marfil ilegal tuvieron lugar en China, donde se decomisaron 33.000 toneladas, y 17.000 en Hong Kong.