• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Fotoreportero mexicano fue torturado antes de morir

Espinosa fue encontrado muerto la noche del viernes en un apartamento en la capital del país

Espinosa fue encontrado muerto la noche del viernes en un apartamento en la capital del país

Darío Ramírez, director del grupo Artículo 19 indicó que Rubén Espinosa sufrió lesiones graves en la cara antes de que lo mataran

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El fotoperiodista hallado sin vida en la Ciudad de México, adonde había regresado debido al acoso que enfrentó en el estado de Veracruz, al parecer fue torturado antes de que lo asesinaran a tiros, dijo el domingo el titular de un grupo defensor de la libertad de prensa.

Rubén Espinosa sufrió lesiones graves en la cara antes de que lo mataran, indicó Darío Ramírez, director del grupo Artículo 19.

Espinosa fue encontrado muerto la noche del viernes en un apartamento en la capital del país.

Tres mujeres que vivían en el apartamento y una trabajadora doméstica también fueron asesinadas en el lugar.

Al parecer, las cuatro mujeres además fueron torturadas y violadas antes de que las mataran, afirmó Ramírez.
Espinosa trabajaba para el semanario de periodismo de investigación Proceso, y para otros medios.

El fotoperiodista había huido en junio a la capital del país después de sufrir acoso en Veracruz.

Artículo 19 señaló que el 15 de junio había emitido una alerta sobre Espinosa después de que éste denunciara que desconocidos lo seguían, le tomaban fotos y lo hostilizaban afuera de su casa en Xalapa, la capital estatal.

Veracruz ha sido un estado peligroso para el trabajo periodístico. Once periodistas fueron asesinados en el estado desde 2010, todos durante el periodo del gobernador Javier Duarte, en tanto que el más reciente ocurrió hace apenas un mes, según el Comité para la Protección de los Periodistas.
Espinosa se convirtió en el segundo periodista de Veracruz que aparece muerto fuera del estado.

El asesinato de Espinosa aumentó las preocupaciones entre los reporteros que consideran a la capital mexicana un refugio frente a la intimidación y la violencia dirigida contra los comunicadores en otras partes del país.