• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Finaliza sin acuerdo la segunda mesa redonda sobre la crisis en Ucrania

''Estamos dispuestos a hacer todo lo que sea necesario para la unidad del Estado ucraniano'', dijo Yatseniuk | REUTERS

''Estamos dispuestos a hacer todo lo que sea necesario para la unidad del Estado ucraniano'', dijo Yatseniuk | REUTERS

Al igual que la primera reunión celebrada esta semana, el encuentro no arrojó resultados, aunque se mostró una atmósfera de diálogo mejor que el anterior. Con todo, el Primer ministro Arseni Yatseniuk reiteró que no negociará con "terroristas", refiriéndose a las fuerzas prorrusas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La segunda mesa redonda para resolver la crisis de Ucrania celebrada hoy en Jarkov finalizó sin acuerdos palpables.

"Estamos dispuestos a hacer todo lo que sea necesario para la unidad del Estado ucraniano", dijo el Primer ministro en funciones de Ucrania, Arseni Yatseniuk. Así, el próximo miércoles se celebrará una nueva mesa redonda en Cherkassy, a unos 200 kilómetros al sur de Kiev.

La mesa redonda celebrada hoy tuvo lugar nuevamente sin la participación de representantes de los extremistas prorrusos. En la reunión participaron, entre otros, Yatseniuk, los ex presidentes Leonid Kravchuk y Leonid Kuchma, así como el diplomático alemán Wolfgang Ischinger.

Asimismo participan el ministro del Interior, Arsen Avakov, y representantes del Partido de las Regiones, muy arraigado en el este de Ucrania, entre ellos el oligarca Vadim Novinski y el candidato presidencial Mijail Dobkin.

La primera reunión, celebrada el pasado miércoles en Kiev, tampoco arrojó resultados. Jarkov está situada cerca de la región oriental ucraniana controlada por fuerzas prorrusas. Según observadores, la atmósfera de diálogo de la reunión de hoy fue claramente mejor que la anterior.

Yatseniuk subrayó nuevamente que su gobierno no va a negociar con los "terroristas", en alusión a las fuerzas prorrusas que han proclamado repúblicas populares independientes en las metrópolis de Ugansk y Donetsk. "El gobierno quisiera hacer todo lo posible para que se depongan las armas", afirmó Yatseniuk.

Frente al hotel "Jarkov", donde se lleva a cabo la mesa redonda, se habían congregado manifestantes prorrusos que gritaban "¡Abajo la junta!" y "¡El fascismo no tiene ninguna oportunidad!". Las fuerzas prorrusas califican al gobierno en Kiev de ultranacionalista y temen una pérdida de sus derechos como minoría dentro de Ucrania.