• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Fernando Lugo y Horacio Cartes se reunieron este sábado

Fernando Lugo / BBC

Fernando Lugo / BBC

No se conocen detalles del encuentro, pero las especulaciones de la prensa local apuntaron a un posible inicio de negociaciones entre ambos para el control de la cámara de senadores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex mandatario paraguayo Fernando Lugo, actual senador electo por una coalición izquierdista, tuvo un acercamiento el sábado al presidente electo Horacio Cartes del conservador Partido Colorado sin que se revelaran detalles del hecho político.

El nuevo jefe de Estado asumirá sus funciones el 15 de agosto en reemplazo de Federico Franco, del Partido Liberal, para comenzar un periodo de gobierno que concluye en 2018.

Dany Fleitas, vocero de Cartes, confirmó que Lugo estuvo "presente en el acto de proclamación de Luis Neiting como gobernador del departamento de Itapúa, en Encarnación, a 450 kilómetros al sur de la capital.

"Pero no puedo dar detalles", señaló.

Las especulaciones de la prensa local apuntaron a un posible inicio de negociaciones entre Cartes y Lugo para el control de la cámara de senadores, en donde el Partido Colorado de Cartes consiguió 19 de los 45 escaños pero necesita de cuatro más para obtener la mayoría.

Lugo, líder de la coalición Frente Guasú, no hizo declaraciones. Ricardo Canese, portavoz del ex obispo, dijo a la AP que "no tenemos ningún plan para hacer alianzas permanentes con ningún partido pero sí queremos unirnos con quienes quisieran llevar adelante nuestros proyectos de leyes, específicamente los que beneficiarán a la población pobre".

El nuevo Parlamento entrará en funciones el 1 de julio y uno de sus asuntos prioritarios será analizar el pedido de Venezuela, presentado en 2006, para convertirse en miembro pleno del bloque aduanero regional Mercosur.

Cartes confirmó que desea el ingreso de Venezuela y, además, invitó al presidente Nicolás Maduro al acto de asunción al mando previsto para el 15 de agosto.

La incorporación del país caribeño fue aprobada por Argentina, Brasil y Uruguay luego de que Paraguay fue suspendido como castigo por la destitución de Lugo en junio, en un juicio político en el Senado, por el cargo de mal desempeño en sus funciones.