• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Fernández: "El odio y agravio se los dejamos a ellos"

Cristina Fernández, presidenta de Argentina/ AP

El secretario general, Aníbal Fernández, dijo que “no hay elementos” para indagar a la presidenta argentina/ AP

La mandataria se defendió de la imputación en su contra con un mensaje publicado en su cuenta de Facebook

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, se defendió de la imputación en su contra elevada por el fiscal Gerardo Pollicita, con un mensaje publicado en su cuenta de Facebook en el que destacó algunos de los logros de su gestión, de acuerdo con el diario La Nación.

"¿Saben qué? El odio, el agravio, la infamia, la calumnia se los dejamos a ellos", escribió la mandataria, quien fue imputada el viernes en la causa que investiga su encubrimiento en el caso AMIA, como resultado de la denuncia del fiscal Alberto Nisman antes de su muerte.

"Nosotros nos quedamos con la Asignación Universal por Hijo, con las jubilaciones, con el matrimonio igualitario, con la ampliación de derechos, con los convenios colectivos de trabajo, con el mejor salario mínimo, vital y móvil de toda la historia, con la industria nacional, con las inversiones en infraestructura, con la educación, con las universidades, con los científicos, con las escuelas, con los chicos", agregó en la red social.

El secretario general de la Presidencia de Argentina, Aníbal Fernández, descartó ayer la posibilidad de que pidan la detención de la mandataria, porque “no hay elementos” para indagarla. “No se puede hacer lisa y llanamente. Primero tienen que llamarla a indagatoria y no hay elementos", dijo, de acuerdo con La Nación.

El abogado constitucionalista Gregorio Badeni explicó a BBC Mundo que “imputarle a una persona un hecho delictivo no quiere decir que esa persona haya cometido el hecho. Es simplemente aceptar que se está preparando un pedido en el día de mañana y sí existen suficientes pruebas que justifiquen el procesamiento de esa persona".

"Un juez puede procesarla, puede someterla a juicio, pero no puede detener a la presidenta, porque fue nombrada para ejercer un cargo público. La única manera de hacerlo es separarla de su cargo a través de un juicio político, algo que no tiene precedentes en la historia del país”, agregó Badeni.

El jefe de gabinete de la presidenta, Jorge Capitanich, aseguró que están tratando de ejecutar un "golpe judicial".

Fernández viajó ayer a Santa Cruz donde inaugurará hoy un centro de salud. Se prevé que permanezca durante la semana en esta provincia, mientras que en Buenos Aires se realizará el 18 de febrero una marcha impulsada por los fiscales para recordar a Nisman.


Apoyo o silencio

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, reiteró ayer su apoyo a la mandataria de Argentina, Cristina Fernández, quien "enfrenta un nuevo intento de desestabilización", afirmó el gobernante de acuerdo con la agencia EFE.

"Fuerza, Argentina. Nosotros no andamos con medias tintas", dijo Correa. "Toda nuestra confianza en Cristina Fernández de Kirchner, ese es otro capítulo de la restauración conservadora que ahora utiliza hasta las instancias jurídicas para tratar de desestabilizar los gobiernos progresistas de nuestra América, como también están tratando de hacer con Dilma (Rousseff) y el caso Petrobras, pero no pasarán", agregó.

La Nación afirmó que los gobiernos extranjeros mantienen la reserva por el caso de Fernández. El diario afirmó que ni Venezuela, Brasil, Estados Unidos, ni Francia han dado declaraciones al respecto.

Washington solo apuntó: "Nos unimos a la comunidad internacional en el pedido de una (investigación) transparente, imparcial, respetuosa del debido proceso y consistente con el imperio de la ley".