• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Farc liberan a ex marine estadounidense

Kevin Scott Sutay fue secuestrado hace cuatro meses por las Farc en el departamento colombiano del Guaviare y entregado a una misión de la Cruz Roja

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La guerrilla colombiana de las FARC liberó el domingo sano y salvo a un ex militar estadounidense al que mantuvo secuestrado durante más de cuatro meses, informó el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), un gesto que podría contribuir a impulsar la negociación con el Gobierno.

Kevin Scott Sutay, retenido por las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en junio cuando hacía turismo en el departamento del Guaviare, una zona selvática del sur del país en donde la guerrilla aún tiene una destacada presencia pese a la ofensiva militar en su contra, fue entregado en esa misma región a una misión del CICR.

"Fue entregado a una comisión humanitaria conformada por representantes de los gobiernos de Colombia, Cuba y Noruega y delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). La liberación tuvo lugar en una zona rural del municipio de Tomachipán, departamento de Guaviare, suroriente de Colombia", dijo el organismo humanitario en un comunicado.

"Nos complace haber facilitado su liberación y que pueda reunirse de nuevo con su familia", sostuvo por su parte Jordi Raich, jefe de la delegación del CICR en Colombia.

Una portavoz del CICR dijo a Reuters que Sutay fue entregado a funcionarios de la embajada de Estados Unidos en el aeropuerto de Bogotá, pero no pudo confirmar si el ex militar viajaría inmediatamente a su país.

El Gobierno de Estados Unidos agradeció a Colombia y a los demás gobiernos que contribuyeron en el proceso para la liberación del ex militar.

"Estados Unidos está profundamente agradecido con el Gobierno de Colombia y elogia sus incansables esfuerzos para asegurar su liberación. Agradecemos muy especialmente al presidente Juan Manuel Santos por su apoyo", dijo el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, a través de un comunicado.

"Reconocemos con gratitud la contribución del Comité Internacional de la Cruz Roja y de los gobiernos de Noruega y Cuba para lograr la liberación del señor Sutay", agregó.


Prisionero de Guerra. Las FARC, consideradas una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, calificaron a Sutay como un prisionero de guerra.

Sutay, quien integró una unidad militar de Estados Unidos en Afganistán, recorrió varios países de Centroamérica antes de ser secuestrado por las FARC.

El extranjero fue advertido por la Policía de Colombia sobre el riesgo de internarse en una zona selvática del sur del país en donde la guerrilla aún tiene una destacada presencia pese a la ofensiva militar en su contra, pero ignoró las recomendaciones y fue retenido.

En julio, el grupo guerrillero se comprometió a liberarlo e inicialmente pidió la conformación de una comisión humanitaria liderada por la ex senadora Piedad Córdoba para que lo recibiera, demanda a la que se opuso el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Posteriormente, las FARC pidieron la mediación del activista de derechos humanos de Estados Unidos Jesse Jackson, quien aceptó, pero el Gobierno no permitió su participación en una misión para recibir a Sutay.

El grupo rebelde, que cuenta en la actualidad con unos 8.000 combatientes desde los 17.000 que alcanzó a finales de la década de 1990, se comprometió en el 2012 a suspender los secuestros económicos, pero ha continuado con las retenciones de efectivos de las fuerzas militares.

El Gobierno del presidente Santos inició hace casi un año en Cuba una negociación de paz con las FARC en un esfuerzo por poner fin a un conflicto interno de casi medio siglo que ha dejado más de 200.000 muertos.

Pero las partes sólo han logrado un acuerdo parcial en el tema agrario, que incluye acceso a la tierra a campesinos pobres y mayor presencia social del Estado en el sector rural, algunas de las demandas por las que surgió el grupo rebelde en 1964.

Gobierno y guerrilla discuten actualmente sobre las garantías para el ejercicio de la oposición política y luego deberán abordar el narcotráfico, el fin del conflicto, la compensación a las víctimas y acordar un mecanismo para refrendar los acuerdos.