• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Farc y gobierno colombiano retoman negociación de cultivo de coca

Humberto de la Calle, jefe del equipo de negociadores del Gobierno colombiano / EFE

Humberto de la Calle, jefe del equipo de negociadores del Gobierno colombiano / EFE

La delegación oficial no hizo declaraciones en esta jornada, pero su jefe, Humberto de la Calle, dijo el miércoles en Bogotá que el gobierno de Juan Manuel Santos aspira a poner fin al cultivo de la coca

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La guerrilla comunista de las Farc y el Gobierno colombiano retornaron este jueves a la mesa de diálogo en La Habana para abordar el tema de drogas ilícitas con puntos de vista divergentes sobre el cultivo de la hoja de coca.

"Si convenimos que no es lo mismo coca que cocaína, resulta ilógico que para acabar con el problema del narcotráfico, se deba entonces erradicar una planta que puede brindar beneficios a la humanidad", dijo el jefe negociador de las FARC, Iván Márquez a la prensa, a la entrada de las pláticas.

La delegación oficial no hizo declaraciones en esta jornada, pero su jefe, Humberto de la Calle, dijo el miércoles en Bogotá que el gobierno de Juan Manuel Santos aspira a poner fin al cultivo de la coca.

"Queremos un campo sin coca, queremos que nuestros campesinos dejen atrás definitivamente estos cultivos, que lo único que han dejado en estas regiones es violencia, pobreza y marginalidad", aseguró De la Calle en el aeropuerto de Bogotá.

El representante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aseguró que "la hoja de coca a través de siglos ha sido utilizada para mitigar el hambre, la sed, el cansancio, como digestivo y relajante, y está determinado por la ciencia, que tiene propiedades nutricionales y medicinales".

Sostuvo que "el rigor de la represión y de las medidas punitivas contra la criminalidad que se desenvuelve en los procesos de producción, comercialización y consumo de las llamadas drogas ilícitas, derivadas del procesamiento de la hoja de coca o de otras plantas, no debe recaer sobre los eslabones más débiles de esta cadena que son los consumidores y los campesinos, cuando los beneficiarios principales del negocio ilegal son los emporios financieros del mundo".

Las drogas ilícitas constituyen el tercer punto de una agenda de cinco que negocian el gobierno y la guerrilla en La Habana desde hace un año.

Hasta ahora han consensuado los puntos sobre desarrollo agrario y participación política legal de las FARC, luego de medio siglo de actividad guerrillera.