• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Familiares de los franceses secuestrados en Mali piden que haya negociación

Aseguran que "la única solución posible es pacífica" porque es "absolutamente imposible lanzar una operación que nos los devuelva vivos"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los familiares de los franceses secuestrados por los grupos islamistas en el norte de Mali "exigen que el diálogo vaya antes de cualquier operación armada".

En unas declaraciones hoy a la televisión "BFMTV", René Robert, abuelo del rehén Pierre Legrand, dijo que "la única solución posible es pacífica" porque es "absolutamente imposible lanzar una operación que nos los devuelva vivos".

Legrand, de 27 años y empleado de la empresa francesa Areva, fue secuestrado por Al Qaeda del Magreb Islámico en Níger en septiembre de 2010.

El abuelo de Legrand, que explicó que los familiares de los siete franceses retenidos en el norte de Mali forman ahora "una sola y única familia", añadió en otras declaraciones a la emisora "RMC" que la acción militar no les parece "oportuna".

"Ha llegado el momento de la negociación para que el problema de nuestros secuestrados se termine de la mejor manera para ellos y para nosotros", concluyó.

El comandante en jefe de la Misión Internacional de Apoyo a Mali (MISMA), el general Shehu Abdul Kadir, señaló ayer que tropas francesas y africanas preparan una operación de rescate de la que no ofreció detalles.

Las autoridades francesas creen que los rehenes, o parte de ellos, se pueden encontrar en la zona del macizo de Ifoghas, en el noreste de Mali.

El pasado sábado, desde Bamako, el presidente de Francia, François Hollande, instó a los secuestradores a liberar a los cautivos sin negociación y avisó de que las fuerzas militares francesas y malienses están "muy cerca" de donde les suponen escondidos.

Desde esa misma noche, aviones franceses han bombardeado supuestos almacenes logísticos y centros de entrenamiento de los insurgentes en la zona.

El pasado 11 de enero, coincidiendo con el inicio de la intervención militar de Francia en Mali, fuerzas especiales del Ejército galo intentaron sin éxito rescatar a un espía francés retenido en Somalia desde 2009 y conocido por el sobrenombre de Dennis Allex.

La operación francesa se saldó con la muerte de 17 integristas y dos soldados franceses, pero sin recuperar a su compatriota, en manos del grupo islamista somalí Al Shabab.

Esa milicia radical anunció días más tarde que había ejecutado al rehén francés.