• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Falta de disposición a negociar dificulta mediación en Venezuela

Arellano expresó que el gobierno de Nicolás Maduro muestra una actitud contraria a la negociación | Foto Omar Véliz / Archivo

Arellano expresó que el gobierno de Nicolás Maduro muestra una actitud contraria a la negociación | Foto Omar Véliz / Archivo

Radicales frenan las posibilidades de establecer un diálogo entre las partes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La eventual mediación internacional en Venezuela como mecanismo para conciliar a las partes y con ello superar la crisis política y social del país pareciera ser inviable en este momento, ya que para poder concretar un diálogo es necesario tener una disposición a oír al otro y a hacer cambios, el afirmó internacionalista Félix Arellano.

El catedrático estimó que los sectores radicales, tanto del gobierno como de la oposición,  deben estar  frenando la posibilidad de que se instale una mediación. “Si la disposición existiera no habría necesidad de un tercero, pero dada la desconfianza mutua, aparece esta idea de la mediación”, señaló Arellano, quien reiteró que en este momento no ve fácil la mediación como salida a la crisis.

El académico expresó que el gobierno de Nicolás Maduro muestra una actitud contraria a la negociación. Argumentó que el gobierno de los Castro en Cuba no negocia, por ende, la presencia cubana en el alto gobierno tampoco lo permitirá. “Esa es una visión militar, obsoleta, anacrónica. Si este gobierno negocia sería demostrar que el régimen de los Castro cayó”, enfatizó.

Señaló que en el año 2002 cuando hubo la participación de César Gaviria, cuando era secretario general de la OEA,  no hubo una verdadera negociación sino que el entonces mandatario, Hugo Chávez, se reía en la mesa de diálogos. "Fue una burla a la crisis de ese entonces”.

El académico calificó de absurda la propuesta de Unasur porque estuvieron presentes en las reuniones muchos de los cancilleres que respaldaron al gobierno de Maduro en la OEA, y que olvidaron que tratar el tema no significaba tumbar al gobierno, sino ser responsables.

Consideró una buena opción la posibilidad de que el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, sea mediador, según propuso Maduro, ya que “existe una Iglesia con una gran sensibilidad social y un papa que es apreciado en todo el planeta”.

El analista y embajador jubilado Oscar Hernández Bernalette expuso que la misión de la Unasur difícilmente podía entender las razones de la crisis venezolana pues todos los cancilleres, directa o indirectamente, tienen relaciones ideológicas y personales afines con Maduro y han aprendido lo bondadoso que puede ser el gobierno con ellos. “Los gobiernos no van arriesgar su buena relación con Maduro por las causas justas de los estudiantes o de la oposición”.

Vaticano a disposición
El Vaticano anunció que está dispuesto a mediar en Venezuela, según reportó AP. El vocero del la Santa Sede, reverendo Federico Lombardi, dijo que tanto la institución como el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, “están dispuestos y deseosos de hacer lo que sea posible por el bien y la serenidad del país”. Lombardi destacó que el Vaticano necesita comprender si su intervención conduciría al desenlace deseado. Esto fue publicado después de que Maduro dijera que aceptaría a Parolin como "testigo internacional" en el diálogo con la oposición.