• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Falleció adolescente apuñalada durante marcha del orgullo gay en Jerusalén

Yishai Shlisel fue quien apuñaló a la adolescente, según dijo la policía. El hombre había apuñalado tres personas en otra oportunidad | Foto: Twitter

Yishai Shlisel fue quien apuñaló a la adolescente, según dijo la policía. El hombre había apuñalado tres personas en otra oportunidad | Foto: Twitter

La Policía identificó al atacante como Yishai Shlisel, un ultraortodoxo que fue liberado tres semanas previas luego de cumplir 10 años de condena por un ataque similar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una adolescente de 16 años y herida grave al ser apuñalada el pasado jueves por un ultraortodoxo judío cuando se celebraba la marcha del orgullo gay en Jerusalén, falleció este domingo.

"Hemos recibido la información hace una hora de que la adolescente de 16 años que fue apuñalada en la marcha del orgullo gay murió", explicó la portavoz de la Policía israelí Luba Samri, a través de un comunicado.

La menor se encontraba en el hospital jerosolimitano Shaarei Tzedek, donde ingresó el jueves en estado crítico

Otras dos personas sufrieron lesiones severas en la misma marcha, y tres de carácter leve, que fueron dadas de alta del centro médico.

La Policía identificó al autor del ataque de carácter homófobo como Yishai Shlisel, un ultraortodoxo liberado hacía solo tres semanas de prisión tras cumplir una condena de 10 años por un ataque idéntico en el que consiguió apuñalar a tres personas.

En el marco de la investigación en torno a este suceso, la Policía detuvo a la mujer de un rabino de Jerusalén que se encuentra entre los más prominentes detractores de la marcha del orgullo gay, para analizar si guardaba alguna relación con el supuesto autor de los hechos.

La sospechosa y su marido negaron cualquier implicación en lo sucedido, que supieran de las intenciones de Shlisel o guardaran algún tipo de contacto él en los días previos o el mismo día del ataque, informa el medio "Ynet".

La marcha de Jerusalén, que a diferencia de la más festiva que se celebra cada año en Tel Aviv, pretende ser una protesta contra la discriminación de la comunidad de gays, lesbianas y transexuales en la ciudad, estaba custodiada por cientos de agentes de varios cuerpos de la Policía y por un helicóptero que sobrevolaba la zona.

Pero el vasto despliegue policial no fue suficiente para impedir la rápida carrera del atacante, que se había guarecido tras el muro de un pequeño supermercado desde el que asaltó a sus víctimas en medio de la confusión.

Este crimen de odio, al que se sumó el viernes el incendio premeditado de una casa palestina en la que murió un bebé y otros tres familiares resultaron gravemente heridos y atribuido a colonos judíos, ha desatado indignadas reacciones de la sociedad israelí y puesto de relieve la connivencia de las autoridades con un fenómeno imparable.