• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Fabius alerta de los efectos de la crisis ucraniana para el desarme nuclear

El jefe de la diplomacia gala acababa de explicar que, por el Memorando de Budapest de 1994, Kiev accedió a desmantelar su arsenal nuclear a cambio de que Moscú, Washington y Londres se comprometieran a defender su integridad territorial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, advirtió este lunes de que, tras la crisis de Ucrania, que renunció de forma voluntaria a su arsenal atómico en los años noventa, algunos países podrían pensar que el único modo de mantener su integridad territorial es obtener armas nucleares.

"Algunos podrían pensar que la única solución es convertirse en potencia nuclear", aseguró Fabius al ser preguntado sobre la crisis de Crimea en un foro en Berlín, en el que también participaron sus homólogos alemán, Frank-Walter Steinmeier, y polaco, Radoslaw Sikorski.

El jefe de la diplomacia gala acababa de explicar que, por el Memorando de Budapest de 1994, Kiev accedió a desmantelar su arsenal nuclear a cambio de que Moscú, Washington y Londres se comprometieran a defender su integridad territorial.

Además, indicó que Ucrania no es un caso único y que se podría unir a los de Irak y Libia. "Hemos trabajado duro a favor de la no proliferación", indicó Fabius, quien consideró que esta crisis podría poner en cuestión esos esfuerzos.

Steinmeier, por su parte, recalcó que la Unión Europea (UE) debe tratar ahora de contener la escalada militar rusa para que "otras partes" de Ucrania "no sean anexionadas a Rusia".

En este sentido, valoró la reducción del número de tropas rusas desplazadas a la frontera occidental colindante con Ucrania.

"Debemos esforzarnos por limitar este conflicto (a lo ya sucedido) y evitar un contagio en toda la región", añadió Steinmeier.

Los tres ministros de Exteriores se mostraron de acuerdo en que hay que evitar a toda costa abrir "la caja de Pandora" con argumentos como los esgrimidos por el presidente ruso, Vladímir Putin, para anexionarse Crimea.

Putin alegó al enviar tropas y luego aceptar de manera urgente la entrada de Crimea en la Federación Rusa la necesidad de defender los derechos e integridad de la mayoría rusohablante en la península.

Sikorski se preguntó si "las presuntas reivindicaciones étnicas son una buena razón para cambiar fronteras por la fuerza".

Steinmeier señaló a este respecto que muchas minorías étnicas y religiosas dentro de Rusia también desearían tener derecho a decidir en un referendo.

Los tres ministros, que lograron fraguar este febrero en Kiev un acuerdo entre el entonces presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, y la oposición, tienen previsto reunirse mañana en una nueva edición de la cumbre del triángulo de Weimar, que reúne anualmente a los titulares de Exteriores de Alemania, Francia y Polonia.