• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

FMI afirma que la recuperación económica de EEUU en 2013 seguirá siendo lenta

Fondo Monetario Internacional | Reuters

Fondo Monetario Internacional | Reuters

El vencimiento en enero de las reducciones a los impuestos a la nómina y los abruptos recortes del gasto público que entraron en vigor en marzo "están pesando mucho en el crecimiento este año", indicó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El FMI prevé que la recuperación económica de EE UU seguirá siendo "tibia" este 2013, con un crecimiento del 1,7 %, y que se acelerará un 2,7 % el próximo año, cuando también habrá una caída gradual del desempleo, según la última evaluación del país publicada este viernes.

El vencimiento en enero de las reducciones a los impuestos a la nómina y los abruptos recortes del gasto público que entraron en vigor en marzo "están pesando mucho en el crecimiento este año", indicó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe.

Después de haber crecido un 2,2 % en 2012, el Producto Interno Bruto (PIB) estadounidense aumentó un 1,8 % en el primer trimestre y los indicadores "sugieren un crecimiento más lento en el segundo trimestre", agregó.

Por ello, el pronóstico del Fondo es que este año EEUU experimente un "crecimiento moderado" del 1,7 %, por debajo del 1,9 % que había previsto en abril y junio pasado.

Para 2014, cuando los "legados negativos" de la crisis "disminuirán aún más", el FMI mantiene su perspectiva de un crecimiento del 2,7 %.

En cuanto al desempleo, actualmente en el 7,6 %, el organismo vaticina que se mantendrá "prácticamente estable" este año y que "caerá gradualmente" en 2014.

La "naturaleza" de la recuperación de EEUU "parece estar cambiando", según el Fondo, dado el aumento de más del 10 % en los precios de la vivienda en los últimos 12 meses y el apoyo a la demanda privada.

"Al mismo tiempo, la construcción de viviendas se ha acelerado y las condiciones del mercado laboral han mejorado", en gran medida gracias a la "política monetaria acomodaticia" de la Reserva Federal (Fed), el banco central estadounidense.

Los riesgos para la economía siguen a la baja, pero el crecimiento podría ser menor de lo pronosticado por un impacto más fuerte de lo previsto de la consolidación fiscal, un aumento más rápido de lo esperado en las tasas de interés, un entorno externo débil o un incremento del desempleo estructural.

De acuerdo con el Fondo, "la salud de los bancos de Estados Unidos ha mejorado significativamente en los últimos 12 meses", pero hay señales de "vulnerabilidad emergente" a causa de las tasas de interés "persistentemente bajas".

En sus recomendaciones, el FMI sostuvo que la política monetaria "acomodaticia" de la Fed sigue siendo "un apoyo esencial" para la recuperación, pero alertó de que "sus implicaciones para la estabilidad financiera deben ser evaluadas cuidadosamente".

Un largo periodo con tasas de interés "excepcionalmente bajas" puede tener "consecuencias no deseadas para la estabilidad financiera interna", advirtió el organismo con sede en Washington.

También hizo hincapié en que la "plena aplicación" de la reforma financiera puesta en marcha por el presidente Barack Obama "sigue siendo esencial para aumentar la capacidad de resistencia del sistema financiero estadounidense".