• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

FMI advierte que persisten riesgos financieros elevados en la UE

Como principales "vulnerabilidades" los técnicos del Fondo citaron la "incertidumbre normativa", e instaron a que "se tomen pasos más ambiciosos para reconstruir la confianza y alcanzar una estabilidad financiera en la región"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aseguró hoy que los riesgos financieros en la Unión Europea (UE) siguen siendo "elevados" y advirtió que la estabilidad en el sector bancario es aún "frágil", dadas las anémicas perspectivas de crecimiento económico.

"Los riesgos permanecen elevados, especialmente en el contexto de un bajo crecimiento y una reducción fiscal", indicó el organismo internacional en su primera evaluación en conjunto del sistema financiero de la UE.

De acuerdo a sus últimas previsiones de crecimiento, divulgadas en enero, la UE cerrará 2013 con una recesión del 0,2%.

Como principales "vulnerabilidades" los técnicos del Fondo citaron la "incertidumbre normativa", e instaron a que "se tomen pasos más ambiciosos para reconstruir la confianza y alcanzar una estabilidad financiera en la región".

Aunque reconoce "progresos" realizados recientemente para solucionar estos problemas, subrayó que la crisis de la eurozona ha puesto de manifiesto las "dificultades" para mantener una política coordinada entre los países miembros.

"Más acciones decididas son necesarias para apuntalar las recientes ganancias en la confianza de los mercados", agregó la institución con sede en Washington al referirse a la suavización de las tensiones sobre la deuda soberana de algunos países europeos de la eurozona en los últimos meses.

En este sentido, el Fondo dio la bienvenida a la decisión adoptada en diciembre para crear un supervisor único para todos los bancos de la UE, pero insistió en la necesidad de medidas complementarias para avanzar hacia una "unión bancaria integral".

Una de las recomendaciones explícitas del organismo dirigido por Christine Lagarde es la puesta en práctica "sin demora" de un sistema común para la "resolución" de bancos con problemas, que vaya de la mano de un programa de seguro de depósitos también común.