• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

FARC habrían secuestrado a un suboficial del ejército y a un civil

Soldados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) | Cortesía Minci

Soldados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) | Cortesía Minci

La denuncia fue hecha por autoridades militares colombianas. De comprobarse el secuestro, las negociaciones de paz que mantiene el Gobierno con el grupo guerrillero podrían complicarse

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un suboficial del ejército y un civil habrían sido secuestrados por guerrilleros de las FARC en el suroeste de Colombia, denunciaron el jueves las autoridades militares, un hecho que de comprobarse podría causar tensión en las negociaciones de paz que mantiene el Gobierno con ese grupo rebelde en Cuba.

"Según informaciones obtenidas de los moradores de la región, las FARC habrían secuestrado al cabo primero Álvarez Ramírez Salatiel y un particular, mientras se desplazaban por un sector de la vereda Potrerillos, del municipio de Palmira, Valle", dijo un comunicado del Ejército.

No fue posible obtener de inmediato una reacción del grupo guerrillero sobre la acusación de las autoridades militares.

A comienzos de febrero, las FARC secuestraron a dos policías y a un soldado en dos hechos aislados que generaron tensión entre las partes en la negociación que comenzó en noviembre del 2012 en La Habana y con la que se busca poner fin a un conflicto interno de casi cinco décadas que ha dejado más de 200.000 muertos y millones de desplazados.

En esa ocasión las FARC aseguraron que continuarían secuestrando a efectivos de las Fuerzas Militares y de la Policía, lo que provocó una enérgica reacción del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos que cuestionó la voluntad de paz de los rebeldes.

Los dos policías y el soldado fueron liberados días después por la guerrilla, que los entregó a una misión humanitaria.

Las FARC, consideradas como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, se comprometieron en febrero del 2012 a suspender el secuestro de civiles, una de sus principales fuentes de financiación, lo que permitió iniciar meses después la negociación de paz.

El diálogo de paz se cumple en medio de la confrontación ante la negativa del Gobierno de firmar un cese bilateral del fuego, como lo propuso la guerrilla, con el argumento de que esa situación podría ser aprovechada por la insurgencia para sacar ventaja militar y dilatar indefinidamente la negociación.

Gobierno e insurgencia concluyeron el miércoles en La Habana otro ciclo en la negociación en la que actualmente discuten las garantías para el ejercicio de la oposición política y aseguraron que siguen avanzando. Sin embargo, persisten diferencias sobre el mecanismo que se utilizaría para refrendar los eventuales acuerdos.

El grupo guerrillero también mantiene secuestrado actualmente a un ex militar estadounidense, al que consideran como un prisionero de guerra y quien fue capturado en junio en una zona selvática del sur de Colombia.