• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

FARC proponen supervisión internacional en sustitución de cultivos de drogas

La veeduría estaría integrada por representantes de la UNODC, de la Unasur y de la "comunidad académica"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las FARC presentaron este martes nuevas propuestas para la sustitución de los usos ilícitos de los cultivos de coca, marihuana y amapola, que incluyen la conformación de una "veeduría internacional" que siga y controle específicamente ese plan.

La veeduría estaría integrada por representantes de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de la "comunidad académica", según indicó un comunicado de la delegación de paz de las FARC divulgado hoy en La Habana.

La creación de ese mecanismo es el último de los seis puntos propuestos hoy por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para sustituir los cultivos ilícitos, cuyo eje central es el desarrollo de un "programa nacional" que tendrá su base en "planes de desarrollo alternativo" a un plazo de cinco años.

El "programa nacional" ya fue adelantado por los negociadores de las FARC el mes pasado, y parte de la idea de que "más que combatir la producción, de lo que se trata es de regularla o sustituirla".

Según explicó la guerrilla entonces, la concepción del programa "se distancia" de "políticas prohibicionistas o de interdicción y pretende buscar una salida a la problemática económica y social que ha llevado a sectores del campesinado a convertirse en los eslabones más débiles de una empresa capitalista de carácter trasnacional".

Los otros puntos divulgados hoy por las FARC para la sustitución de los cultivos ilícitos apuntan a la "concertación y participación directa de las comunidades productoras", y al establecimiento de un sistema de "compensaciones e incentivos" para esos grupos.

Además, la guerrilla pide una total financiación del Estado colombiano a los planes de desarrollo alternativo a los cultivos.

El Gobierno colombiano y las FARC iniciaron ayer el vigésimo ciclo de las conversaciones de paz que sostienen en La Habana desde noviembre de 2012.

La ronda continúa centrada en el problema de las drogas y el narcotráfico, tercer tema de la agenda acordada por ambas partes.