• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

FARC exigió presencia del ministro de Agricultura de Colombia en diálogo de paz

Integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc)

Integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc)

La propuesta agraria de la guerrilla incluye la desconcentración y redistribución de la propiedad mediante la erradicación del latifundio, el mejoramiento de las condiciones de propiedad y fija los límites a la "extranjerización" de la tierra

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La guerrilla de las FARC exigió el martes la presencia del ministro de Agricultura de Colombia en el diálogo de paz, algo que ve trascendente para aclarar el compromiso del Gobierno en las demandas agrarias puestas sobre la mesa dentro de la búsqueda de una salida negociada al conflicto armado interno.

Las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) presentaron el lunes a la mesa de diálogo la primera propuesta, en la que abordan el tema de una reforma rural y agraria integral, de cuya solución -según el grupo rebelde- "depende el destino de Colombia".

"Las FARC-EP del pueblo han presentado en el día de ayer (lunes) el esbozo general de una primera propuesta para abordar con ritmo y compás (...) el problema agrario de desigualdad y miseria que padece Colombia y que es causa fundamental de la confrontación política, social y armada", dijo el guerrillero Jesús Santrich, en un comunicado leído a la prensa.

Ambas partes, sentadas en la mesa de diálogo en La Habana desde noviembre, instalaron el lunes su tercera ronda de conversaciones y coincidieron en que el proceso requiere de celeridad.

Santrich criticó al gobierno colombiano por continuar avanzando en el camino de aprobar una ley de tierras y desarrollo rural que intenta otorgar mayores concesiones a los terratenientes y rentistas en el país.

"Por lo trascendental del asunto, las FARC-EP llaman a que el ministro Juan Camilo Restrepo comparezca ante la mesa de conversaciones de La Habana a sustentar el proyecto y precisar si se tendrán en cuenta las conclusiones que contengan los posibles acuerdos para el establecimiento de una paz estable y duradera", destacó.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos promueve la aprobación en el Congreso de una ley con la que busca garantizar un mejor nivel de vida en las zonas rurales, modernizar y articular el desarrollo agrícola del país sudamericano de 46 millones de habitantes y planificar el ordenamiento de la propiedad y el uso de las tierras rurales.

De inmediato no se produjo una respuesta a la demanda del grupo rebelde para avanzar en el diálogo, que constituye el primer intento en más de una década por poner fin a la confrontación que ha dejado miles de muertos y millones de refugiados en los últimos 50 años.

La propuesta agraria de las FARC incluye la desconcentración y redistribución de la propiedad mediante la erradicación del latifundio, el mejoramiento de las condiciones de propiedad y fija los límites a la "extranjerización" de la tierra, entre otros puntos.

"Nos preguntamos si nuevamente se van a escamotear las opiniones y los anhelos de la gente común y si entonces la apertura al debate sobre el asunto en la mesa de diálogos es el amargo capítulo de otra farsa más", dijo Santrich al reclamar la presencia de Restrepo en la isla.

Además del tema agrario, la agenda acordada incluye las garantías para el ejercicio de la oposición política, el fin del conflicto, la lucha contra el narcotráfico y la compensación a las víctimas.

La actual negociación, que transcurre bajo el principio de "nada está acordado hasta que todo esté acordado", constituye el cuarto intento oficial por acabar con un sangriento conflicto interno con incalculables pérdidas para el país sudamericano que posee una de las economías de mayor brillo en América Latina actualmente.