• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Las FARC piden a Santos que no ponga obstáculos

Iván Márquez es el jefe del equipo de negociación del grupo guerrillero que se encuentra en La Habana / EFE

Iván Márquez es el jefe del equipo de negociación del grupo guerrillero que se encuentra en La Habana / EFE

El grupo armado augura que con una tregua bilateral se avanzaría más rápido en la mesa de diálogo por la paz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia le pidieron el domingo al gobierno de Juan Manuel Santos no ponerle obstáculos a las propuestas de los rebeldes y auguraron que con una tregua bilateral se avanzaría más rápido en la mesa de diálogo por la paz.

"Mucho ha sido lo construido hasta el momento en materia de acuerdos a lo largo de este año de conversaciones en medio de la confrontación. ¿Cuánto más habríamos logrado si el gobierno hubiese aceptado... una tregua bilateral de fuegos y un cese de hostilidades?", expresó Iván Márquez, jefe de la delegación de las FARC.

El presidente colombiano le pidió el sábado a la delegación de la guerrilla acelerar los diálogos de paz, al tiempo que ratificó que la instrucción a las fuerzas militares es continuar la ofensiva contra ese grupo. Las FARC decretaron un alto del fuego de dos meses en noviembre del año pasado y después manifestaron su disposición a respetar un cese bilateral de las hostilidades.

Márquez, que en realidad se llama Luciano Marín, aseguró la disposición de la guerrilla de "meter el acelerador para seguir avanzando". Sin embargo, le pidió a Santos que él y sus partidarios "no sigan colocando obstáculos innecesarios a cada propuesta que hacemos para lograr las transformaciones sociales de las que usted (Santos) mismo habló en sus discursos del sábado".

Para el grupo rebelde el mensaje del mandatario es contradictorio porque busca la pacificación del país al tiempo que exhibe "las cabezas de los líderes de la insurgencia con quien se dialoga de paz".

"Nuestra voluntad es de reconciliación, no de rendición", afirmó Márquez.

Humberto de la Calle, el jefe de la delegación gubernamental, regresó el domingo tras ausentarse el viernes.

Después de un año de instalada la mesa en la capital cubana, sólo se ha llegado a un acuerdo parcial sobre el tema agrario, el primero de los seis puntos de una agenda previamente acordada por ambas partes. Tanto la delegación gubernamental como las FARC se responsabilizan mutuamente de la lentitud de las negociaciones.

De todas formas, Márquez se mostró optimista.

"El país debe saber que ya son más de 30 las cuartillas que recogen los convenios construidos entre el gobierno de Colombia y las FARC-EP en la mesa de La Habana, y este avance cierto nos llena de optimismo para continuar", afirmó.

El tema de la participación política está en el centro del diálogo desde junio sin que se haya llegado a un acuerdo, en tanto quedan pendientes otros puntos como el combate al tráfico de sustancias ilícitas, el resarcimiento a las víctimas y la creación de un mecanismo de refrendación de los acuerdos finales.