• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Las FARC incorporan su poderoso bloque sur a la negociación de paz en Cuba

El segundo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Luciano Marín, alias "Iván Márquez”, camina junto al nuevo integrante de los representantes de la FARC, Fabián Ramírez / EFE

El segundo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Luciano Marín, alias "Iván Márquez”, camina junto al nuevo integrante de los representantes de la FARC, Fabián Ramírez / EFE

Según la guerrilla, la "experiencia y conocimientos" de sus nuevos delegados serán un "importante aporte" para avanzar en la construcción de acuerdos con el Gobierno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las FARC cuentan desde hoy con tres nuevos negociadores en los diálogos de paz de La Habana, entre ellos "Fabián Ramírez", el segundo jefe del Bloque Sur, una de las estructuras más fuertes de la guerrilla y que hasta ahora no estaba representada en su delegación.

"Fabián Ramírez" (alias de José Benito Cabrera); "Jairo Martínez", otro dirigente del Bloque Sur; y "Fidel Rondón", del Occidental, llegaron el jueves a Cuba y hoy acudieron como parte de la delegación de paz de las FARC al Palacio de Convenciones de La Habana, sede permanente de las negociaciones de paz.

Según la guerrilla, la "experiencia y conocimientos" de sus nuevos delegados serán un "importante aporte" para avanzar en la construcción de acuerdos con el Gobierno, en un momento en que los diálogos están centrados en el problema de las drogas y el narcotráfico.

Fuentes de la delegación de paz de las FARC confirmaron a Efe que hasta ahora el bloque sur no había estado representado por alguno de sus dirigentes en el actual proceso de diálogo con el Gobierno colombiano que arrancó a finales de 2012.

No obstante, los tres nuevos negociadores sí participaron en los fallidos diálogos de paz que la Administración del expresidente Andrés Pastrana (1998-2002) mantuvo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en una zona desmilitarizada del Caguán, en el sur del país.

La presencia de "Fabián Ramírez" en La Habana resulta significativa en este momento de las negociaciones, porque se le considera uno de los jefes guerrilleros que más vínculos tiene con el narcotráfico.

Según las autoridades colombianas, está acusado además de numerosos delitos, entre ellos haber liderado varias tomas a poblaciones de los Llanos Orientales de Colombia que se cobraron la vida de numerosos policías y militares.

Con la llegada de estos tres nuevos negociadores, la guerrilla quiere además demostrar su cohesión interna y acallar especulaciones sobre divisiones en su seno por supuestas resistencias de ese Bloque Sur a los actuales diálogos de paz.

El arribo a Cuba de los tres nuevos negociadores "desmiente, de manera contundente, tanta desinformación, especulación y calumnias", señaló la delegación de la guerrilla en un comunicado.

Preguntado hoy sobre este asunto, el número dos de las FARC y jefe de su equipo negociador, "Iván Márquez", defendió que son "una organización muy cohesionada, de eso pueden hablar las autoridades colombianas" y afirmó que a la insurgencia "poco le preocupan" las citadas especulaciones.

La decisión de incorporar a estos negociadores ha obligado a la guerrilla a retornar a Colombia a tres delegados que tenía en La Habana, para cumplir con el compromiso de que cada delegación de paz no tenga más de 30 miembros.

Concretamente, los insurgentes que han regresado al país sudamericano son Laura Villa, Marcela González y Bernardo Salcedo.

El Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC iniciaron el pasado 24 de febrero un nuevo ciclo de sus conversaciones (el vigésimo primero desde que comenzó el proceso) con la expectativa de avanzar en el debate de las drogas y el narcotráfico, punto en el que se han empezado a construir los primeros acuerdos en lo relativo a la sustitución de cultivos de coca, marihuana o amapola.

Desde que se inició la negociación que trata de terminar con el conflicto armado más antiguo de Latinoamérica, Gobierno y guerrilla han logrado dos acuerdos parciales sobre el tema de la tierra y el desarrollo rural y sobre la participación política.

La actual ronda de negociación finalizará el próximo 6 de marzo.