• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

FARC piden que guerrilleros presos y heridos sean escuchados como víctimas

Asimismo tachan de "inadecuada e indecorosa" la "matriz mediática que se ha desplegado usando el rótulo de víctimas, para hacer pasar como tales a servidores de la fuerza pública, a los que se busca además convertir en héroes desde la perspectiva de unos grupos de poder y sus brazos publicitarios"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aseguraron hoy que no vetarán a ninguna víctima que aspire ser escuchada en los diálogos de paz pero reclamaron que también tengan voz sus "combatientes guerrilleros" que se encuentran presos o heridos por el conflicto.

"Lo justo y equilibrado es que integrantes de la insurgencia que hoy se encuentran en estado de hacinamiento, varios de ellos heridos, mutilados, algunos peligrando su vida por problemas de salud en las cárceles de Colombia, también deben ser escuchados", señalaron los negociadores de la guerrilla en un mensaje fechado en La Habana con el que saludan el Foro Nacional sobre víctimas que se celebra en Cali.

Las FARC argumentaron que si el Gobierno colombiano pretende que se escuche a sus militares y policías en las audiencias sobre el tema de las víctimas, debe tener "plena disposición a que se escuchen también los combatientes guerrilleros, e incluso, los representantes de aquellos que como el comandante Alfonso Cano, fueron asesinados, convirtiéndose también en víctimas del conflicto".

Asimismo tachan de "inadecuada e indecorosa" la "matriz mediática que se ha desplegado usando el rótulo de víctimas, para hacer pasar como tales a servidores de la fuerza pública, a los que se busca además convertir en héroes desde la perspectiva de unos grupos de poder y sus brazos publicitarios".

En ese sentido consideran que se trata de miembros de una de las partes en contienda militar, que "deberían conocer el estatuto del combatiente y por lo tanto lo que ello implica".

La guerrilla también ratificó su decisión "siempre de escuchar y mantener" la defensa de las víctimas, "sin restricción ni discriminación alguna" a través de todos los mecanismos y espacios dispuestos para ello, y afirmó que tampoco "vetan ni vetarán" a ninguna víctima que aspire a ser escuchada.

Llaman a las víctimas a defender "su visión, su calidad, su entereza, su dignidad; a no convertirse en objetos, sino a recobrar su titularidad, autonomía y lucidez como sujetos de derecho, con opción política, conscientes de una realidad en la que están convocadas a aportar con plena legitimidad a la superación de la violencia".

La guerrilla sostiene que la insurgencia "ha surgido del seno de las víctimas, como consecuencia de la persecución del movimiento social y popular, que ha buscado transformaciones en el ejercicio del derecho universal a la rebelión".

Además insiste en que la necesidad de pactar el cese al fuego bilateral "es una lógica y fundamental" reclamación que ha surgido con fuerza en cada foro, y pide que "se respete y reconozca esa voz honda que nos convoca a ambas partes a detener ya el conflicto armado".

No obstante, las FARC declaran su "optimismo en el logro de la paz" por la vía del diálogo que establezca la justicia social y como "base de la verdadera reparación" y "garantía de no repetición" de violaciones de los derechos humanos.

En ese sentido aseguran que esperan en la Habana a las víctimas del conflicto, "con respeto, con disposición absoluta al diálogo, a escuchar, a corregir, sanar y construir los cimientos de un nuevo país en democracia".

Las víctimas son el cuarto punto que se abordará en las negociaciones de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC, que se iniciaron en noviembre de 2012 en La Habana.

En junio pasado, las partes acordaron una "declaración de principios" sobre el tema de las víctimas que ha sido calificada de "histórica".

Este tema se comenzará a debatir en la nueva ronda de conversaciones de paz que comenzará el próximo 12 de agosto en la capital cubana, y está previsto que el primer grupo de víctimas comparezca en la mesa de diálogos de La Habana el 16 de este mes.

Durante los más de 50 años de enfrentamiento entre las guerrillas, los paramilitares y las fuerzas del Estado se han contabilizado en el país 220.000 muertos, unos 25.000 desaparecidos, 5,7 millones de desplazados y 27.000 secuestrados, además de unas 2.000 masacres, según el Centro de Memoria Histórica.