• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

FARC empiezan cuarto cese el fuego desde el inicio del proceso de paz

La FARC busca negociar un cese al fuego con el ganador el comicios presidenciales del 15 de junio / EFE

FARC / EFE

A diferencia del declarado para la primera vuelta, en esta ocasión el ELN no secundó el cese el fuego al alegar que el Gobierno lo utiliza "para sacar ventaja militar", pero aseguró que no hará nada que perjudique el proceso electoral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las FARC iniciaron hoy su cuarto cese el fuego desde que negocia un acuerdo de paz con el Gobierno en La Habana y en esta ocasión lo hizo para no interferir en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que el 15 de junio enfrentará al presidente Juan Manuel Santos y a Óscar Iván Zuluaga.

A diferencia del declarado para la primera vuelta, en esta ocasión el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla del país, no secundó el cese el fuego al alegar que el Gobierno lo utiliza "para sacar ventaja militar", pero aseguró que no hará nada que perjudique el proceso electoral.

"El mecanismo del cese del fuego puede ser válido cuando haya sensatez y reciprocidad por parte del Estado y en provecho de los intereses populares y no para sacar provecho militar", dijo el Comando Central del ELN en un comunicado.

El Secretariado -máximo órgano- de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), por su parte, ordenó a sus unidades la "suspensión de acciones ofensivas contra las fuerzas enemigas y la infraestructura estatal" desde hoy a las 00.00 hora local (05.00 GMT) hasta la medianoche del 30 de junio.

Durante las primeras horas del cese el fuego no se han reportado acciones ofensivas de las FARC, aunque algunas regiones en las que actúan son tan remotas que la información tarda en divulgarse.

El candidato uribista Zuluaga, que ganó la primera vuelta con un 29,25 % y enfrentará a Santos (25,69 %) en la segunda ronda, criticó a las FARC por decretar una tregua temporal y no permanente.

"Si las FARC anuncian una tregua por época de elecciones me dan la razón para que lo hagan de manera permanente", dijo Zuluaga, quien de ganar exigirá un cese el fuego con condiciones a la guerrilla para seguir con los diálogos de paz, además de otras demandas.

Se trata del cuarto cese el fuego declarado por las FARC desde que empezaron los diálogos de paz en La Habana en noviembre de 2012, después de los que realizaron con motivo de los dos periodos navideños y de la primera vuelta presidencial del 25 de mayo.

En esta última, la tregua que se prolongó durante nueve días, desde el 20 hasta el 28 de mayo, y a diferencia de las anteriores, las FARC y el ELN cumplieron por completo las órdenes de suspender las acciones, según un informe de los analistas de la Fundación Paz y Reconciliación.

Las FARC se vieron involucradas en tres acciones armadas, dos de ellas defensivas, por lo que no habrían violado el alto el fuego, mientras que en la tercera "existen dudas sobre la forma cómo se produjeron los hechos", según el informe.

En esa ocasión, las dos unidades guerrilleras que habían sido consideradas como disidentes por esta Fundación, el Frente 36 (Antioquia) y el 57 (Chocó), muy involucrados con el negocio del narcotráfico, también acataron las órdenes del Secretariado.

Pese a la inactividad de FARC y ELN, durante esos días ocurrieron dos acciones armadas contra la fuerza pública en la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, en las que perdió la vida un policía y otro resultó herido, hechos atribuidos a un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL) dedicado al narcotráfico.

En su programa electoral, Santos propone seguir con los diálogos de paz iniciados con las FARC que ya encaran la recta final tras la firma de tres de los cinco puntos de la agenda, mientras que Zuluaga prometía suspender el proceso pero moderó su propuesta tras una alianza con la excandidata conservadora Marta Lucía Ramírez.

A raíz de esta posición sobre el proceso de paz de La Habana la izquierda colombiana ha brindado un insólito apoyo a Santos para la segunda vuelta.