• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

FARC anuncian cese unilateral del fuego por 30 días desde el 15D

Iván Márquez es el jefe del equipo de negociación del grupo guerrillero que se encuentra en La Habana / EFE

Iván Márquez es el jefe del equipo de negociación del grupo guerrillero que se encuentra en La Habana / EFE

El anuncio se produjo en medio de la irritación del presidente colombiano Juan Manuel Santos, por el ataque perpetrado el pasado sábado a un cuartel militar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La guerrilla colombiana de las FARC anunció el domingo un cese unilateral del fuego por 30 días desde el 15 de diciembre y dijo tener esperanza de que el Gobierno responda con un alto en su ofensiva, en una medida que sigue a un ataque de los rebeldes y generó tensión en el diálogo de paz.

El anuncio, hecho al cierre de un ciclo de la negociación que busca poner fin al conflicto armado en Colombia, se produjo en medio de la irritación del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos por el ataque perpetrado por rebeldes de las FARC el sábado a un cuartel militar y policial, que dejó al menos ocho muertos.


"Procedemos a ordenar a todas nuestras unidades guerrilleras y milicianas un cese de fuegos (unilateral) y hostilidades por 30 días a partir de las 00:00 horas del próximo 15 de diciembre, correspondiendo así a un hondo clamor nacional", dijo Pablo Catatumbo, miembro del equipo negociador de las FARC.
Y "aún abrigamos la esperanza de que el Gobierno nacional corresponda a nuestro gesto ordenando un alto en su ofensiva", añadió en el centro de convenciones en La Habana donde dialogan desde hace un año.


Los representantes del Gobierno en la mesa no declararon a la prensa, como había sido habitual tras el cierre de cada ciclo de conversaciones, y fuentes dijeron que se debió a la indignación que provocó el atentado con explosivos del sábado.


Fuentes militares informaron que los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) lanzaron misiles de fabricación casera contra una casa que servía de cuartel al Ejército y a la Policía en el municipio de Inzá, en el departamento del Cauca, una zona con fuerte presencia de rebeldes.
En el ataque murieron cinco integrantes del Ejército, un policía y tres civiles, mientras que al menos 20 personas resultaron heridas y varias edificaciones quedaron reducidas a escombros.


Las FARC reconocieron el domingo más temprano la autoría del ataque, el peor a un pueblo desde el inicio del diálogo de paz con el Gobierno.
"Este hecho es una acción que hace parte de la confrontación que se desarrolla en nuestro país y que es precisamente el objeto de este diálogo, es ponerle fin a esta confrontación", declaró Andrés París a periodistas en respuesta al atentado del sábado, antes de entrar a las discusiones que cerrarán el ciclo 17 de conversaciones.


GOBIERNO SIN TREGUA

El presidente Santos, que condenó y repudió el ataque, se ha negado a aceptar una tregua bilateral y fuentes del Gobierno dijeron que en esta oportunidad tampoco la declararían.


El mismo mandatario, que buscará la reelección en los comicios del próximo año y tiene como una de sus banderas políticas lograr un acuerdo de paz, había adelantado el sábado tarde en la noche que acompañaría una tregua.


"Si las FARC cree que con actos como este nos van a llevar a un cese al fuego, que es lo que también están diciendo, se equivocan, se equivocan de cabo a rabo", dijo Santos después de un Consejo de Seguridad en la zona del ataque.


"La ofensiva militar se mantiene hasta el momento en que, si llegamos a llegar a un acuerdo, pues ahí pensaríamos en dar el paso al cese al fuego, pero no antes", enfatizó.


El grupo rebelde y el Gobierno iniciaron en noviembre del año pasado en La Habana el proceso para la búsqueda de un acuerdo que termine con el conflicto armado de casi medio siglo que ha dejado unas 200.000 víctimas, la mayoría civiles.


Ambas partes han logrado acuerdos parciales en el tema agrario, que busca dar acceso a la tierra a los campesinos pobres, y en el de las garantías para la oposición política, que establece las bases para que la insurgencia abandone las armas y se transforme en un partido.


Actualmente discuten el tema del narcotráfico y no se perfilan acuerdos inmediatos sobre el asunto.


En un comunicado conjunto difundido el domingo, no hicieron ninguna referencia al tema del narcotráfico, aunque adelantaron que continuarán las conversaciones el 17 de diciembre.