• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

FAO pide a los países en desarrollo eliminar el uso de plaguicidas peligrosos

El organismo recordó como en Bihar, en la India, 23 niños murieron tras consumir un almuerzo en la escuela contaminado con monocrotofos, un plaguicida considerado de gran peligrosidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) instó hoy a los países en vías de desarrollo a acelerar la eliminación de los plaguicidas altamente peligrosos después de la muerte de 23 niños en la India por la ingestión de monocrotofos.

La FAO llamó hoy la atención a los países sobre el uso de estos plaguicidas y recordó como en Bihar, en la India, 23 niños murieron tras consumir un almuerzo en la escuela contaminado con monocrotofos, un plaguicida considerado de gran peligrosidad.

"La experiencia de muchos países en desarrollo demuestra que la distribución y uso de estos productos altamente tóxicos supone muy a menudo un riesgo grave para la salud humana y el medio ambiente", añadió la FAO En una nota.

"El incidente en Bihar pone de relieve que el almacenamiento seguro de los plaguicidas y la eliminación de los envases vacíos son medidas de reducción del riesgo tan cruciales como otras más extendidas sobre el terreno, como el uso de máscaras de protección y ropa adecuadas", agregaron.

El organismo de las Naciones Unidas recuerda que existen alternativas a los productos químicos tóxicos y que incluso ofrecen una mejor y más sostenible solución a las plagas.

La FAO insiste también en que existe un Código Internacional de conducta para el manejo de plaguicidas, aprobado por los países miembros de ese organismo, que establece normas de conducta voluntarias para todas las entidades públicas y privadas involucradas en el manejo de plaguicidas.

En el caso de los monocrotofos, muchos gobiernos han llegado a la conclusión de que la prohibición es la única opción eficaz para evitar daños a las personas y al medio ambiente. Este pesticida está prohibido en Australia, China, la Unión Europea, Estados Unidos y en muchos países de África, Asia y Latinoamérica.