• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ex teniente chileno Barrientos declarado culpable del asesinato de Víctor Jara

El acusado fue hallado responsable del asesinato de Jara el pasado lunes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El canciller Heraldo Muñoz sostuvo hoy que si la Justicia chilena decide la extradición del ex teniente del Ejército chileno Pedro Barrientos, declarado culpable en Orlando por el asesinato de Víctor Jara, se dará curso a la solicitud "con la mayor prontitud".

"Me alegra lo que he escuchado del juicio civil en Estados Unidos. Y por cierto, si hay una decisión de la Justicia chilena de extraditar a esta persona, lo haremos con la mayor prontitud", enfatizó el jefe de la diplomacia chilena en declaraciones a radio ADN.

El ministro de Relaciones Exteriores precisó que "nosotros no cumplimos otro papel que el de recibir esos exhortos, esas solicitudes de extradición, traducirlas rápidamente al idioma que corresponda y enviarlas para que sean prontamente respondidas".

Este lunes, un jurado de una corte federal de Estados Unidos halló hoy por unanimidad "responsable" a Barrientos del asesinato extrajudicial y tortura en 1973 del cantautor Víctor Jara.

El acusado, de 67 años, recibió cabizbajo la decisión en un tribunal en Orlando, en el centro de Florida, en el primer juicio (civil) que se celebra por la muerte del folclorista chileno y en el que se le ordenó una compensación por daños y perjuicios de 28 millones de dólares a la familia de Jara.

El proceso judicial se centró en establecer la presencia de Barrientos en Santiago durante la semana del golpe que encabezó el general Augusto Pinochet contra el Gobierno del socialista Salvador Allende, y en específico si el entonces teniente estuvo en el Estadio Chile y fue uno de los oficiales a cargo de los presos políticos.

Durante el proceso, por lo menos ocho ex oficiales del régimen militar de Augusto Pinochet constataron la presencia de Barrientos en el estadio, e incluso uno de ellos testificó que el acusado se jactaba de la pistola con la que mató al cantante.

Otros aseguraron que el ex teniente del Ejército chileno no estuvo en la capital chilena durante los días que ocurrió el golpe militar.

La demanda civil contra Barrientos, que se mudó en 1989 a EE UU, fue presentada en 2013 por el Centro de Justicia y Responsabilidad (CJA), con sede en San Francisco, además de la viuda del cantante y sus dos hijas.

Como parte de ese proceso, Barrientos enfrenta una posible extradición a Chile, donde él y otros siete ex oficiales están acusados por distintos grados de responsabilidad en la muerte de Jara.

El cantautor y director de teatro había sido detenido junto a profesores y alumnos de la Universidad Técnica del Estado (UTE), donde era docente, y conducido al Estadio Chile, situado cerca del recinto universitario, donde fue torturado, sus manos destrozadas con culatas de fusil y acribillado con 44 balazos el 16 de septiembre de 1973, cinco días después del golpe militar.

El juicio en EE UU es el primero que responsabiliza a alguien del asesinato de Jara, considerado como uno de los casos más emblemáticos de las violaciones a los derechos humanos cometidas en Chile por la dictadura de Pinochet desde 1973 hasta 1990.

En ese periodo, según cifras oficiales, unas 3.200 personas murieron a manos de agentes del Estado, de las cuales 1.192 figuran aún como desaparecidos, y más de 33.000 como secuestrados, torturados y encarcelados por causas políticas